Viajestic » Escapadas

Teruel existe ¡vaya si existe!

Teruel, la ciudad de los amantes, del arte mudéjar, de los dinosaurios, del torico... ¡y del jamón!

Teruel es una ciudad pequeña que sorprende y enamora a todo el que la visita porque guarda tesoros tan preciados como la leyenda de sus amantes en su mausoleo, las huellas de los dinosaurios, las del arte mudéjar y un jamón que 'quita el sentío'.

Mural Jorge Gay, los Amantes de Teruel

Imagen cortesía de la Fundación Amantes de Teruel Mural Jorge Gay, los Amantes de Teruel

Publicidad

Teruel es una ciudad pequeña que se recorre en un paseo, un paseo que se convierte en una ruta intensa y bella en la que descubrirás que cuando sus habitantes decían aquello de 'Teruel Existe' no solo para reclamar su lugar en el mundo, que parecía entonces olvidado por todos, sino para dar luz a los tesoros que guardan: el arte mudéjar, los restos paleontológicos y el Mausoleo de los Amantes aglutinan en gran medida esos tesoros aunque no hay que olvidar ni al pequeño y curioso Torico en el centro de su plaza ni mucho menos al preciado y apreciado jamón de Teruel.

Catedral | Pixabay

Teruel es la capital mundial del arte mudéjar, tanto es así que está considerada por ello como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; las visitas obligadas para descubrir el mudéjar turolense empiezan por las torres más antiguas, la de San Pedro y la Catedral, ambas de mediados del S.XIII; del S.XIV son las Torres de El Salvador y San Martín, son de mayor tamaño que las anteriores y también de mayor riqueza decorativa, además se cuenta de ellas una trágica leyenda que referiremos a continuación; el espectacular cimborrio de la Catedral es la muestra más moderna del mudéjar turolense, es de la época renacentista.

Torre mudéjar | Pixabay

Además de ser la capital mundial del arte mudéjar y Patrimonio de la Humanidad Teruel es la Ciudad del Amor y no solo por la ya mítica leyenda de los amantes de Teruel, también por la historia de amor y celos ligada a la construcción de las Torres de El Salvador y San Martín: según cuenta la leyenda estas torres fueron construidas a petición del padre de la bella Zoraida por dos jóvenes amigos, ambos perdidamente enamorados de la joven ¿qué sucedió? que Omar terminó primero pero al descubrir su torre vio que había quedado ligeramente inclinada, subió a lo más alto (cosa que podrás hacer tú también para disfrutar las mejores vistas de la ciudad) y se tiró... De este modo Abdalá, que acabó su torre semanas más tarde, se casó con Zoraida (de lo que no hay constancia es de que fuera felices y comieran perdices).

Mausoleo Amantes de Teruel | Imagen cortesía de la Fundación Amantes de Teruel

Y sí, Teruel es famosa también por la leyenda de sus Amantes, una trágica historia de amor y muerte que descubrirás en el mausoleo en el que descansan sus protagonistas y de la que solo te contaremos lo esencial: S.XII, una rica joven y bella dama -Isabel de Segura- y un caballero de poca fortuna -Juan Diego Martínez de Marcilla-, se enamoran, el padre de ella se opone y entre todos llegan a un acuerdo: el joven cuenta con 5 años de margen para hacer fortuna y ser así premiado con la mano de su amada; el caballero logra hacer fortuna a base de guerrear, único modo de hacerlo en aquella época, pero llega a Teruel el día en que expiraba el plazo de 5 años, día en que su amada era casada con otro... ¿trágico? más trágico aun es lo que sucedió después: él le pide un beso, ella se lo niega, él cae muerto... y como presa de arrepentimiento ella, en el funeral, besa a su amado muerto y muere, yacen juntos en el Mausoleo de los Amantes que no puedes dejar de visitar.

Museo paleontológico, Dinópolis | Imagen cortesía de Dinópolis

Teruel es también la ciudad de los dinosaurios, ahí está Dinópolis y su magnífico museo además de su divertido parque de atracciones para los más pequeños pero, ojo, no solo eso; toda la provincia de Teruel es un gran escenario de escavaciones paleontológicas y visitarlas todas con la guía que te entregarán en Dinópolis es una excusa estupenda para descubrir una provincia llena de historia y de pueblos de gran belleza.

Plaza del Torico | Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Pero nosotros hoy estamos en Teruel capital y, una vez hemos recorrido sus espectaculares obras de arte mudéjar, hemos seguido las huellas de sus trágicas leyendas románticas y hemos recorrido la playa que protagoniza el Torico, nos toca sentarnos a descansar y regalarnos, por ejemplo, unas tostas o todo un bocata de jamón de Teruel, un jamón con denominación de origen que supondrá un delicioso broche de oro a una visita con mucha magia, mucha belleza y mucho encanto.

Más información en Turismo de Teruel

Publicidad