VERANO FAMILIAR

VERANO FAMILIAR

7 planes para hacer con niños en Finlandia

Del parque temático de los famosos Angry Birds a una isla de aventuras pensada exclusivamente para los más pequeños, pasando por el mundo de los Moomin o museos de ciencia, la oferta pensada para niños y familias en Finlandia es, ante todo, pura diversión.

Normalmente, cuando hablamos de Finlandia en verano, es inevitable narrar la tranquilidad de sus miles de lagos, donde poder pescar o pasear en barca durante las muchísimas horas de sol que tienen allí los días durante estos meses. Sin embargo, no todo es paz, relajación y evasión de la realidad; porque el país escandinavo es, también, un paraíso de la diversión para los más pequeños. Y ya se sabe que allá donde alla decenas de niños pasándolo bien, lo último que hay es, precisamente, quietud y silencio.

Claro que es difícil quedarse mudos cuando se trata de pasar unas vacaciones familiares en alguno de los siete enclaves más originales del país, los cuales iremos desgranando uno a uno. Todos ellos están pensados para que disfruten los 'enanos', pero también los adutos. A fin de cuentas, a quién no le gusta hacer un poco el loco durante sus vacaciones. Así, desde los parques temáticos de personajes de dibujos animados como los Moomin o los Angry Birds, a lecciones de historia en castillos medievales, con fiestas de disfraces incluidas, no habrá un minuto para el aburrimiento.

Helsinki es el puerto de entrada a Finlandia. En la capital nos esperan museos, eventos, parques, lagos preparados para que los niños naden... Es una ciudad perfecta para abrir boca, máxime si se cuenta con la guía recientemente editada que compila toda la oferta (desde restaurantes a tiendas y mercadillos, todo ello de forma ilustrada). Pero las propuestas como el zoológico de la ciudad, la 'mini-maratón' infantil (el 15 de agosto) o los festivales infantiles son solo el principio. Luego toca coger el coche y visitar alguno de estos lugares.

1. Moominworld (Naantali). Una isla entera dedicada al maravilloso mundo de los Moomin, una familia de troles escandinavos que se ha hecho famosa en todo el norte de Europa gracias a la saga de libros de Tove Jansson. No es un parque al uso, aquí no hay atracciones niv agonetas, sino un sinfín de actividades para divertirse de una forma didáctica.

2. Museo de los Moomin (Tampere). Si en Naantali está 'la ciudad' de estos personajes, aquí en Tampere se encuentra el museo. Es el lugar donde conocer todo acerca del mundo de los Moomin, además de los modelos tallados a mano por Tove Jansson. Hay más de 2.000 piezas de exposición, todas con estos simpáticos trolls como protagonistas.

3. Isla Väski (Naantali). Se trata de una isla pensada por y para niños en edad escolar. Aquí es posible disfrutar de la naturaleza y practicar todo tipo de actividades de aventura, ya que el parque está adaptado precisamente para ellos. Una de las excursiones preferidas es la de navegar por el archipiélago de Turku, ir de isla en isla y aprovechar para hacer gymkanas. En Värki precisamente está el Moominworld.

4. Santa Park (Rovaniemi). ¿Quién dice que solo podemos descubrir a Santa Claus el día de Nochebuena, cuando se cuela por la ventana o por la chimenea de las cosas? En finlandia, precisamente porque está en su hogar, es posible acercarse a verlo todo el año. Cómo no, la visita se realiza en la capital de la Laponia finesa, donde este parque temático abre todos los días.

5. Heureka (Vantaa). Estamos ante un centro científico pensado para que aprendamos jugando y que atrae cada año a más de 300.000 visitantes. Gestionado por la Fundación del Centro Científico Finlandés, sin ánimo de lucro, hay un gran planetario y se pueden llevar a cabo múltiples juegos experimentales en sus salas.

6. Parque Angry Birds (Tampere). Abierto en 2012, todo el parque gira en torno a uno de los juegos para móviles más famosos de la historia. Forma parte de la oferta del Särkänniemi Adventure Park y cuenta con todo tipo de atracciones, actividades y juegos donde los pájaros y sus archienemigos los cerdos son los protagonistas. Siendo los adultos más 'jugones' que sus hijos, aquí no hay duda de que toda la familia lo va a pasar bien.

7. Castillo de Turku (Turku). Una enorme fortaleza construida en el año 1280 ha sido acondicionada para que, mientras los padres aprenden un poco más sobre el legado medieval del norte de Europa, los niños puedan correr por sus laberintos, disfrazarse de reinas y reyes y revivir la historia de este castillo finlandés, mítico como ninguno.

Más información:
Turismo de Finlandia

Sergio Cabrera | Madrid
| 27/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.