Desde hace poco tiempo se ha puesto de moda la creación de unos sencillos habitáculos de madera destinados a los insectos. Se trata de pequeños hogares, creados de manera artificial, normalmente con materiales reciclados procedentes de la naturaleza, como troncos, tejas, cortezas, ramas o cañas. Para construirlos se debe tener muy en cuenta la ubicación, ya que debe ser un lugar soleado y sobre todo protegido de cualquier inclemencia del tiempo.

Esta peculiar idea, ya ha sido puesta en marcha por decenas de colegios de todo el mundo, con la intención de potenciar la educación ambiental en los niños y abrirles una pequeña ventana para que conozcan qué insectos son beneficiosos y cuáles no. También, algunas empresas se han sumado a este bonito proyecto con el propósito de concienciar a sus trabajadores y conseguir que se establezcan lazos entre ellos gracias a la naturaleza.

Nacen los hoteles para insectos

Una de estas empresas ha sido la apuesta de del Hotel Barceló Montecastillo de Jerez del que podemos decir que ha creado el primer 'hotel' para insectos. En este proyecto se ha incluido la construcción de un huerto ecológico, con variedades de frutas, verduras y hortalizas.

Se pretende atraer a aquellos insectos que sean útiles para el progreso del eco huerto. Es decir, insectos carnívoros que se alimentan de plagas, como las mariquitas, avispas, mariposas o crisopas, y que además son unos magníficos polinizadores. De este modo el hotel, no solo conseguirá proporcionar diariamente a sus clientes una gran selección de alimentos saludables, sino que fomentará una sociedad más respetuosa con el entorno medioambiental.

¿Te animas a crear uno?