España

España

La Motilla del Azuer

Un yacimiento único de la Prehistoria por el que se ha interesado el Rey Felipe VI en Fitur

El yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer, situado a 11 kilómetros de Daimiel, es el vestigio de la Edad del Bronce más importante de la Mancha y una tipología de asentamiento único en la Prehistoria. La Motilla nos permite realizar un interesante viaje al pasado, para conocer a los primeros pobladores manchegos. El Rey Felipe VI rompió en Fitur el protocolo unos instantes para interesarse por esta joya de la provincia de Ciudad Real. Y es que no es para menos. Las motillas son asentamientos fortificados de la Edad del Bronce que datan de 2200 a 1500 a. de C. situados en zonas llanas y cerca de ríos o humedales. Hay constancia de más de 20 en la zona, pero hasta ahora solo se ha excavado y estudiado la Motilla del Azuer. Emplazado en la vega del río Azuer que le da su nombre, este singular y monumental yacimiento arqueológico está formado por una torre central y varios recintos amurallados con un red de pasillos interiores, una serie de murallas concéntricas en torno a la torre cuadrangular, que protegía el conjunto de estructuras y que le dan un aspecto de laberinto. En la parte oriental, se ubicaba una zona de patio con un pozo, un pozo que es a día de hoy el más antiguo del que se tiene constancia en la Península. Gracias a los estudios realizados por los arqueólogos se ha sabido que en aquella época las aldeas estaban formadas por grupos de no más de cien personas que vivían en casas construidas con piedra y barro con techos vegetales. Las casas estaban en la parte exterior de la fortificación. El acceso al interior del área fortificada desde el poblado se realizaba a través de pasillos paralelos a las murallas. Las motillas servían para gestionar y controlar el territorio y sus recursos. Y en la fortificación se almacenaba agua y cereales en grandes silos y se alojaban ovejas, cabras o cerdos en una cabaña y también materiales para la producción de cerámica. La economía de estos antiguos manchegos se basaba en la agricultura y la cría de animales. También se ha descubierto que fundían metales para fabricar objetos. Además, gracias a las excavaciones realizadas se han encontrado áreas de enterramientos que coinciden con el del poblado, en un ritual igual al de la mayoría de culturas de la Edad del Bronce en la Península. La Motilla del Azuer sorprende por lo que implicó su construcción en aquella época. Si Daimiel es un destino mágico por su valor ecológico y paisajístico gracias a su entorno y al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, este yacimiento es una auténtica maravilla, una visita especial para los amantes de los sitios arqueológicos. Para acceder al yacimiento de la Motilla del Azuer hay que concertar una visita en el Museo Comarcal de Daimiel. La actividad incluye un recorrido guiado a la Motilla del Azuer y a la sala de la Edad del Bronce del Museo, así como el traslado en minibus al yacimiento. La entrada se puede comprar a través de la página web www.motilladelazuer.es o bien directamente en el Museo Comarcal de Damiel. Una escapada cultural a Castilla La Mancha imprescindible.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.