Esquí de fondo en el Pirineo aragonés

Esquí de fondo | Pxhere

El esquí de fondo o esquí nórdico es un deporte que cada vez va ganando más adeptos. No yodo el mundo está hecho para las emociones fuertes o bajar montañas a gran velocidad. Hay personas que prefieren disfrutar del paisaje mientras se deslizan por la nieve. En casi todas las estaciones de esquí del Pirineo aragonés podremos ponernos los esquís y lanzarnos a la pista. Además, la inmensa belleza del entorno nos hará olvidarnos del cansancio.

Pasar un fin de semana en Logroño

Logroño | Foto de Inma Gasteiz. Fuente Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA 4.0

La capital riojana tiene mucho encanto, además de buen vino. Con eso de que hace frío es buen destino, pues no tendremos que pelearnos con nadie para comer en el restaurante que nos apetece. Por supuesto, no podemos olvidar su famosa calle del Laurel, seguro que en ella no pasamos frío. Pasear por el casco antiguo de la ciudad mientras cae la noche es una de las experiencias más bellas que podemos tener en esta ciudad.

Descubrir Pamplona

Pamplona | Foto cortesía del Ayuntamiento de Pamplona

No hace falta esperar al 7 de julio para ir a la ciudad de San Fermín. Podremos disfrutar de Pamplona, contemplar la catedral por dentro y por fuera. No podremos dejar la capital navarra sin pasear por su Ciudadela, una fortificación renacentista cuya función fue militar, construida entre los siglos XVI y XVII; y en 1973 fue declarada como Monumento Histórico Artístico Nacional, pues es un Bien de Interés Cultural. No podremos evitar dejarnos llevar por su gastronomía, en la que los pintxos son los grandes protagonistas.

Refugiarse en el Parador de Gredos

Parador de Gredos | Foto de Paradores- Fuente Wikimedia Commons, Licencia CC BY-SA 4.0

Éste fue el primero de los Paradores y se inauguró en 1928 por el monarca Alfonso XIII, quien había elegido personalmente ese enclave para su construcción. Este magnífico edificio se encuentra en plena Sierra de Gredos. Y ofrece un sinfín de posibilidades para los que decidan pasar ahí el fin de semana. Hay multitud de rutas de senderismo que podemos recorres, observar aves y la fauna. Tras una jornada caminando por la sierra, volver al Parador y tomarse una taza de chocolate caliente para entrar en calor… es un plan que pocos podrían rechazar.

Desaparecer en Cuenca

Cuenca | Foto de Tomás Fano. Fuente Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA 2.0

Esta ciudad tan presente en nuestros hablares pero que muchas personas pasan por alto, es una de las más bellas de Castilla-La Mancha. La Histórica ciudad amurallada de Cuenca fue declara en 1996 como Ciudad Patrimonio Mundial. Ello se debe al buen estado de conservación en que se encuentra su rica arquitectura. Una gran parte del casco histórico de la ciudad, es un mirador sobre las hoces del río Júcar y del Huécar. Ambos constituyen un entorno natural de incalculable valor.