UNA JOYA ARQUITECTÓNICA COLONIAL

UNA JOYA ARQUITECTÓNICA COLONIAL

Viaje a la ciudad fortificada de Campeche

San Francisco de Campeche es perfecta para descubrir la esencia de México, una ciudad colonial ideal que conserva el encanto barroco español y cuyo casco histórico la convierte en la ciudad más fotografiada del país.

Con apacibles playas que miran al Golfo de México, Campeche, es el destino ideal para escapar de las multitudes turísticas de Yucatán. Puerto colonial, con un patrimonio excepcional de centros ceremoniales mayas y de reservas naturales como la Reserva de la Biósfera de Calakmul, el área natural protegida más grande de México, San Francisco de Campeche es una ciudad colonial, ideal para los que quieran descubrir la esencia de México.

Campeche, es una ciudad llena de encanto que conserva su arquitectura española barroca y el sabor de su historia en forma de auténticos tesoros. Calles llenas de color se mezclan con templos y sobrios baluartes, capital del estado, es además Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 
Más de mil edificios de gran han sobrevivido y se han remodelado, y son el testimonio vivo y el ejemplo del modelo de planificación de una ciudad barroca colonial.

La restauración de su bello casco histórico la ha convertido en la ciudad más fotografiada de México. Y no es para menos. Caminar por sus calles es descubrir hermosas fachadas, impactantes portones y majestuosos ventanales. Entre los monumentos más importantes están la Casa 6, la Mansión Carvajal, el Teatro Francisco de Paula Toro, el Palacio Municipal, la Catedral y su plaza del siglo XVI.

 Los barrios de San Román, Guadalupe y San Francisco son excepcionales, así como la fortificación de 1686 que construyeron los españoles para defenderla del acoso de los piratas que la asolaron durante los siglos XVI y XVII.

Campeche fue en tiempos el principal puerto colonial de Yucatán, y todo por su formidable sistema de defensa, uno de los mejores del hemisferio occidental.

Campeche llegó a estar completamente amurallada. No te pierdas el Fuerte de San Miguel, ni la Puerta del Mar o la Puerta de la Tierra, para recorrer la parte superior de la muralla y llegar hasta el Baluarte de San Juan, con magníficas vistas de la ciudad y de su ordenado trazado callejero.
 Fuera del recinto amurallado se puede dar un paseo el bello malecón. 5,5 kilómetros de recorrido junto al mar.

Si no quieres adentrarse en la selva para descubrir los vestigios de la cultura maya, o no dispones de tiempo puedes visitar los museos arqueológicos de la ciudad.
El más representativo es el Museo de la Arquitectura Maya, en el Baluarte de Nuestra Señora de la Soledad, con una importante colección de estelas mayas y fragmentos arquitectónicos esculpidos como monolitos labrados en piedra, dinteles, sillares o altares de diversas zonas arqueológicas del Estado. El Fuerte de San Miguel alberga el Museo de la Cultura Maya incluso con una representación de la tumba de uno de los más altos dignatarios del antiguo reino de Calakmul.

Pero si viajas a Campeche, no puedes dejar de visitar Calakmul una de las ciudades más importantes de la civilización maya, con más de 6,000 estructuras en la exuberante Reserva de la Biosfera cerca de la frontera con Guatemala. No está cerca de la capital, hay que recorrer 290 kilómetros pero merece la pena. Esta antigua capital del Mundo Maya y la fantástica Reserva de la Biosfera, acaban de ser reconocida como Patrimonio Mixto de la Humanidad por la UNESCO.

Pasear por Calakmul, es adentrarse en un mundo único, donde el tiempo se detiene y el espíritu de los mayas sigue vivo. Puedes sentirlo en sus piedras. No dejarás de asombrarte por la majestuosidad de las construcciones y su belleza.
Verás estelas que nos cuentan historias de la vida y de las batallas de sus gobernantes. Calakmul es la zona arqueológica con el mayor número de piedras talladas que se han encontrado. Un sitio arqueológico que es, sin duda, una experiencia inolvidable. Entre la selva se asoman los edificios, un universo sorprendente que te asombrará.

Si no puedes ir hasta Calakmul, a 40 minutos de la ciudad de Campeche, se encuentra el sitio arqueológico de Edzná, una de las joyas de la arquitectura maya. Esta antigua ciudad ocupó una extensión de más 25 kilómetros cuadrados y su legado son algunos edificios que han sido recuperados tales como la Gran Acrópolis, la Plataforma de los Cuchillos, la Casa Grande, el juego de pelota, o la Pequeña Acrópolis.

Más información:
San Francisco de Campeche

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 22/11/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.