CURIOSIDADES DEL MUNDO

CURIOSIDADES DEL MUNDO

Viajar a los insólitos países que no existen

No pertenecen a la ciencia ficción. Son muy reales, aunque no reconocidos. Así son las naciones inexistentes que también puedes visitar.

La ciencia ficción ha creado miles de mundos, países y ciudades que nos han parecido reales a través de las páginas de los libros y las películas. Sabemos que no existen, pero sus historias nos apasionan tanto que hasta nos podemos sentir pisando los mismos caminos que los protagonistas. Pero... ¿qué pasa cuando es al revés? ¿Qué pasa cuando se trata de países que geográficamente tienen un lugar en el mapa… pero que, en realidad, no existen?

Tienen frontera, muchos de ellos constitución y bandera… Algunos hasta tienen universidades propias. Son países… pero no existen. No, legalmente hablando. Hoy te llevamos a recorrer tres de la muchas naciones que no son reconocidas mundialmente.

Viajar a los insólitos países que no existen

Empezamos el recorrido por Forvik. Es una isla situada en entre las Feroe y Gran Bretaña. Una porción de tierra muy pequeña (1 hectárea) que oficialmente se llama Forewick Holm y pertenece a Escocia.

La historia de esta isla es más grande que su territorio. Porque es un país-no país de 1 sólo habitante… quien, por supuesto, es el primer ministro. Stuart Hill reclama que Reino Unido no cumplió un pacto de 1469 en el que supuestamente debería transferir la soberanía a Escocia. Pero él va más allá y directamente quiere separarse de todo y formar su propio gobierno. Tiene bandera, estatutos y una web donde te cuenta su posición. ¿Por qué reclama la independencia de esa tierra? Pues porque sufrió un accidente navegando cerca de sus aguas, la gente de la isla vecina lo ayudó y se enamoró del paisaje. Luego tuvo un conflicto con uno de los habitantes de aquella isla solidaria y, en el altercado, se disputaron las tierras. Ahora, este 'Capitán Calamity', como se hace llamar, enamorado de esa isla, reclama su independencia.

Viajar a los insólitos países que no existen

Barotselandia. Fue declara como nación en 2011, tiene 3.500.000 de habitantes y una superficie de casi 127 km2. Con estos datos ya se parece más al concepto de país que tenemos. Se hablan 39 lenguas, aunque las principales son el silozi y el inglés. La particularidad de este estado en África es que es un país nómada. El río cercano inunda las tierras de los agricultores que tienen que migrar buscando pastos para sus animales.

Durante la época colonial, estuvo bajo dominio inglés y fue colonizada, aunque no en su totalidad. En 1960 ya se olían los tiempos de libertad y una vez sin dominación, pasarían a ser parte de Zambia. Al rey lo habían convencido para que así fuera y sólo puso como condición: que su tribu se mantuviera bajo sus reglas, más allá de las que el país nuevo podría tener. Sólo que ese pacto nunca llegó a hacerse realidad. Desde entonces los gobiernos de Zambia han postergado el hacer efectivo el acuerdo.

Un caso similar lo tenemos en Ongonilandea que quiere independizarse de Nigeria. En realidad ambos se autoproclamaron libres… pero a efectos prácticos no lo son.

Viajar a los insólitos países que no existen

La vuelta al mundo por estos países que no lo son nos lleva a Dinetah, la mayor reserva de nativos de Estados Unidos. Se declararon como país en 1868, su capital es Tseghahoodzani (Window Rock) y cuenta con una superficie de 71.000 km2 en donde habitan 300 personas. Sí, es casi tan grande con Galicia.

Allí puedes hablar en inglés…. pero las lenguas originales son el Navajo y el Hopi. Se encuentra entre Arizona, Utah y Nuevo México. Es posible que sepas algo de sus habitantes debido a la película 'Windtalkers', en las que unos aborígenes ayudan a Estados Unidos en sus comunicaciones durante la guerra, ya que su idioma no era conocido fuera de los límites de su región.

A la reserva indígena más grande también son una de las más fuertes. Y si bien están abiertos a la cultura anglosajona, mantienen sus raíces en su día a día, así cuentan con su propia universidad y sus propias leyes, que no siempre están en sintonía con las de Estados Unidos. Si quieres obtener tu nacionalidad, debes saber  que los navajos requieren un quantum de sangre de una cuarta parte de una persona para ser elegible para la inscripción como miembro de la tribu.

Si quieres conocer más países que no existen, el geógrafo Nick Middleton ha publicado un libro llamado 'An Atlas of Countries That Don't Exist: a Compendium of Fifty Unrecognised and Largely Unnoticed States' que contiene la información que estás buscando.

Más información:
An Atlas of Countries That Don't Exist

Ana Cufari | @anitaideas | Madrid
| 26/11/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.