UNA POSADA Y UN PUB FAMOSOS EN ESCOCIA

UNA POSADA Y UN PUB FAMOSOS EN ESCOCIA

Un hotel encantado para amantes del terror

Todo un reto para aquellos que quieran experimentar fenómenos paranormales. Con más de 300 años de historia,, aquí, además de fantasmas, encontrarás un ambiente único y buena comida escocesa.

A finales del siglo XVIII, en el invierno de 1792, una joven familia de campesinos fue sacada a la fuerza de su casa y de su tierra. Sin dinero y sin trabajo, la familia emprendió rumbo al sur con la esperanza de una nueva vida en las tierras bajas escocesas. En su largo viaje en pleno invierno, una noche la familia quedó atrapada en medio de una fuerte tormenta de nieve. Y tratando de encontrar el The Drovers Inn, en busca de refugio, se perdió y el viaje terminó en tragedia, con la familia muerta de frío, tratando desesperadamente de volver a la senda que conduce a The Drovers Inn.

Desde entonces, no son pocas las personas que han visto cómo la joven familia trata de encontrar refugio en la oscuridad. Incluso una joven pareja alojada recientemente en The Drovers Inn, en la habitación número 2, despertó durante la noche para descubrir a la joven familia temblando a los pies de su cama.

También han sucedido fenómenos paranormales en la Habitación número 6. Parejas que han sentido el cuerpo frío y húmedo de una chica llamada Anabel que cayó en el río y, murió trágicamente, y estuvo allí tendida antes de ser enterrada en el cementero local. También hay quien ha visto luces parpadeantes que se mueven por la habitación fruto de algún tipo de manifestación espiritual. Algo muy parecido a lo que ha sucedido en la Habitación número 11.

Fantasmas. The Drovers inn | The Drovers inn

Hay quien ha hecho alguna foto en el hotel en la que por sorpresa aparece una niña con un vestido rosa inexistente, que no formaba parte del grupo al tomar la fotografía, un fantasma en toda regla.

También hay personas que dicen haber oído y visto a un joven vagando en The Drovers Inn. Un joven llamado Angus gritando de dolor quien fue asesinado por unos ladrones en el pasado. Si un escalofrío ha recorrido tu cuerpo tan solo imaginando estas escenas, te contaremos que es real, y que tú puedes ser el próximo en vivir estas experiencias. A lo mejor te apetece incluso en la noche de Halloween.

El hotel The Drovers Inn, cerca del lago Lomond, es probablemente la posada y pub más famosa de Escocia. Con más de 300 años de historia, aquí, además de fantasmas, encontrarás un ambiente único y buena comida escocesa. Este edifico con solera ha sido testigo de muchos de los avatares más importantes de la historia escocesa, y a lo largo de los años, ha acogido a personajes famosos como al infame Rob Roy McGregor, el considerado como el Robin Hood de Escocia.

Loch Lomond | The Drovers Inn

Sin duda, The Drovers Inn es una visita obligada si visitas Loch Lomond o paseas por West Highland Way, la ruta más popular de Escocia.

West Highland Way, es un desafiante recorrido de 95 millas desde Milngavie, cerca de Glasgow, que lleva hacia el norte a Fort William, hasta debajo de Ben Nevis, la montaña más alta de Gran Bretaña. Y The The Drovers está idealmente situado para convertirse en una merecida parada al final del día.

Inaugurado en 1980, el Camino se convirtió en la primera ruta de larga distancia oficialmente designada en Escocia y sigue un espléndido sendero a través de algunos de los paisajes más espectaculares de las Tierras Bajas y Tierras Altas de Escocia. Además gran parte de este camino sigue rutas de comunicación, antiguas e históricas.

El hotel ofrece 15 habitaciones decoradas con muebles antiguos, pinturas al óleo y colores vivos, equipadas con todas las comodidades modernas. Cómodas habitaciones, con baño privado en las que incluyen un desayuno escocés tradicional, y todo a un precio razonable, Cada habitación es única, incluso la Habitación número 6: la Habitación Embrujada, no apta para personas miedosas.

El Drovers Inn sirve comida y bebida tradicional durante todo el día y ofrece comidas abundantes para los senderistas y visitantes por igual. Nada como disfrutar de un whisky de malta o de una cerveza en buena compañía y al calor de la chimenea. Y ofrece música en directo todos los fines de semana, y puedes ver allí partidos de fútbol y grandes eventos deportivos para relajarte después de un día en plena naturaleza.

Más información: The Drovers Inn

También te puede interesar

Fantasmas y experiencias paranormales en Nueva Orleans

Moosham, el castillo de las brujas y los hombres lobo de los Alpes

Marta Rivas | Madrid
| 24/06/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.