Europa

Europa

Tranquilidad frente al lago Ullswater

En el hotel Inn on the Lake, situado en una de las regiones más bonitas de Inglaterra, la de los lagos

Los lagos tienen cierto aire misterioso que gusta a todo el mundo. Como un halo de magia que los hace atractivos y nos encanta. Por eso visitarlos es siempre una buena opción, y más aún si a su alrededor hay alguna localidad, alojamiento o punto en el que se puedan realizar actividades al aire libre. Si te gusta la naturaleza, seguro que te gustan los lagos, eso es así. Una de las regiones más impresionantes de toda Inglaterra es el distrito de los lagos, un sitio que goza de gran popularidad entre los británicos para pasar periodos vacacionales y que llama la atención de aquellos que no son del país. Entre todos los lagos de esta región destaca el lago Ullswater, el segundo más grande con casi 15 kilómetros de largo. Hay quien incluso afirma que es uno de los más bonitos de toda Inglaterra y se formó durante la última glaciación. Y en este marco natural tan atractivo se encuentra el hotel Inn on the Lake, un alojamiento muy singular en el que merece la pena quedarse aunque sea durante un par de noches. Tiene cuatro estrellas y sus vistas son unas de las más espectaculares de la región. Está situado en un terreno de 15 hectáreas y cualquiera de sus 47 habitaciones es un remanso de paz en el que simplemente con mirar por la ventana uno ya se relaja. Su salón Orangerie tiene vistas de 360 grados del lago y las colinas, en él se puede disfrutar de un agradable café bien preparado, alguna comida ligera o incluso tomar el té. Para aquellos que quieran saciarse más, el restaurante tiene un comedor en el que se pueden probar platos para todos los gustos, todas ellas de lo más deliciosas. Y los que pretendan alargar la noche o simplemente hacer sobremesa con una copa bien preparada o un cóctel de la mano, The Ramblers Bar es el lugar perfecto, con un ambiente tradicional y situado en la bodega del hotel. Pero, ¿qué hacer durante el resto del día si no se está contemplando el paisaje, comiendo o durmiendo? El hotel organiza sus propias actividades. Muy cerca hay un campo de golf, otro de croquet y una zona de juegos para los niños, y también dependiendo del tiempo se pueden alquilar pequeños barcos para recorrer el lago, además de pescar o hacer senderismo por rutas a través de las colinas de los alrededores. La decoración del hotel es elegante y clásica, y en todas las estancias se presta una especial atención a los detalles textiles. Encontrarás todo tipo de amenities y detalles que te harán sentirte como en casa, es decir, todo aquello que se busca cuando se duerme en un hotel. El Inn on the Lake parece un hotel apartado del mundo pero lo cierto es que tiene al alcance de la mano todo lo que uno pueda desear. La comodidad es una de sus máximas y seguro que si te alojas durante unas noches en él consigues olvidarte del ritmo incansable de la ciudad. Y muchas veces, de eso es de lo que se trata, ¿verdad?

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.