Asia

Asia

El teatro romano de Amman

Un histórico rincón con vistas excepcionales de la ciudad jordana

Construido durante el reinado del emperador Antonius Piu entre el 138 y el 161 d.C, el teatro romano de Amman en Jordania, es simplemente espectacular. Grande y muy inclinado, podía albergar en su época a 6.000 personas. Ubicado sobre una ladera y orientado hacia el norte, protegía del sol a los espectadores. Aún hoy se utiliza para conciertos y espectáculos en la capital jordana. El teatro conserva sus dos entradas laterales, una que conducía a la orquesta y la otra de acceso a los escenarios. Los asientos más bajos eran los mejores, como en los teatros de hoy, y la sección más alta, los asientos de la parte de arriba, eran conocidos como "Los Dioses"  Y viendo las imágenes se entiende muy bien por qué. La empinada cuesta lo dice todo. Aunque estas localidades estaban lejos del escenario, la línea de visión era excelente, y la voz de los actores se oía con claridad debido a la inclinación. Sorprendente y arquitectónicamente impecable. Merece la pena subir la empinada cuesta para escuchar desde arriba las conversaciones de las personas que se encuentran en la parte de abajo. En la zona de la orquesta también es muy curioso el efecto acústico. De una punta a otra se puede escuchar a alguien que hable en voz baja. Todo estaba bien planificado y estudiado. Hay que buscar una pequeña cruz situada en el centro del semicírculo. Desde ese punto, tu voz se puede escuchar desde cualquier lugar de los asientos del público, incluso un susurro. Haz la prueba. Es una especie de audición donde la voz  rebota y vuelve a ti aún más fuerte. En la parte de arriba, por encima de los asientos, hay un pequeño santuario, con nichos vacíos, que no se sabe, a ciencia cierta, a quién estaba dedicado. En los trabajos de limpieza se descubrió parte de una estatua de Atenea. A ambos lados del escenario hay dos museos alojados debajo de las bóvedas del auditorio. El Museo del Folklore Jordano con artesanía tradicional y una reconstrucción de un antiguo salón. Y el Museo Jordano de Tradiciones Populares, con ropa tradicional, joyería y costumbres ancestrales arraigadas a día de hoy. El Teatro Romano de Amman es el mayor teatro romano en Jordania. Característico de las estructuras romanas que se pueden encontrar a través del Mediterráneo, el complejo ocupa el punto más bajo entre las colinas que dominan la ciudad, y que son vigiladas por la Ciudadela. El teatro romano bastante bien conservado, no es, curiosamente, un lugar abarrotado de turistas, uno puede visitarlo y disfrutarlo con calma y subir a los asientos sin ningún impedimento. Y hay que decir, que las vistas desde la parte de arriba son increíbles, la ciudad mágica a tus pies y unas fotografías espectaculares merecen este rincón de Amman.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.