INGENIERÍA DE RÉCORD EN JAPÓN

INGENIERÍA DE RÉCORD EN JAPÓN

Seikán, el túnel ferroviario más largo del mundo

Con 53 kilómetros de largo, es el encargado de enlazar las islas japonesas de Honshu y Hokkaido, en el norte del país. Abierto desde 1988, cuenta con 23,3 kilómetros del recorrido bajo el lecho marino, un tramo en el que, además se han construido dos estaciones, las únicas del mundo bajo el mar.

Seikán, el túnel ferroviario más largo del mundo
Una de las dos estaciones subterráneas del túnel de Seikán | Unmissable Japan

¿Quién no ha oído alguna vez la vieja canción que proponía unir Valencia y Mallorca con un puente? Pues algo parecido pensaron en Japón a la hora de conectar las islas de Hokkaido y Honshu, en el norte del archipiélago. Ambas son de las más importantes del país, y conectarlas por barco era caro y lento, además de peligroso. Solo en 1954 se hundieron en el canal entre ambas islas cinco transbordadores, provocando la muerte de 1.430 pasajeros.

Pero la idea que desarrolló la Empresa Nacional de Ferrocarriles del país no fue la de un puente, sino la de un túnel, como más tarde ocurriría en el Canal de la Mancha para unir Francia y Reino Unido. Fueron cinco años de duro trabajo, pero en marzo de 1988 fue posible abrir el que desde entonces es el túnel ferroviario más largo del mundo.

túnel de Seikán

Las cifras así lo demuestran. Tiene una longitud de 53,9 kilómetros, siendo el tramo submarino (por debajo del lecho del océano) de nada menos que de 23,5 kilómetros. El túnel tiene forma de U achatada, descendiendo hasta la base en una ligera inclinación para acabar en un ligero valle horizontal y volver a subir con más o menos la misma inclinación de 12 grados.

Pero lo más curioso, además del récord, es que el túnel tiene las únicas estaciones de tren de todo el mundo que se encuentran bajo el lecho marino. Se trata de las de Tappi y Yoshioka, que simbolizan, además, el comienzo y el final (según el sentido de la marcha) del tramo oceánico del recorrido.  Ambas están a más de 200 metros bajo el suelo marino, aunque a mayor altura que el punto más bajo del recorrido, que está a 240 metros.

Funicular de Seikan

Si hubiera una avería, es cuando las estaciones cobran sentido. Ambas están conectadas con la superficie por un funicular que va paralelo al túnel, pero separado del mismo. Son 778 metros de recorrido de dos funiculares, uno en cada isla, que permite liberar a un pasajero en cinco minutos. Afortunadamente, se han usado más como reclamo turístico de curiosos que querían ver el túnel por dentro.

túnel de Seikán

Aunque actualmente es el avión el método preferido por los japoneses para moverse de una isla a otra, el ferrocarril sigue operativo, de igual modo para mercancías. En total, se calcula que pasan alrededor de 50 trenes al día. No pueden superar los 110 km/h por su maquinaria, pero sigue permitiendo una velocidad mucho mayor a la de un barco.

La construcción del túnel tiene un ancho que permite incluso un tercer carril. Actualmente se está adaptando para la inclusión de una vía para el Shinkansen, el tren bala japonés, que permitiría reducir a la mitad las diez horas de tres que hay actualmente entre Tokio y Sapporo, la capital de Hokkaido. Claro que esto obliga a un trabajo de ingeniería de mucho calado, en cuanto a lo que los 260 km/h de velocidad punta puede provocar en un túnel así a los trenes que se crucen con el bala.

Túnel de Seikan

Por cierto, que el récord tiene las horas contadas. Cuando en 2017, si no hay más cambios de fechas, se abra en Suiza el túnel de San Gotardo, bajo los Alpes, con 57 km. de longitud, habrá un nuevo coloso ferroviario. Este permitirá unir Zúrich y Milán en dos horas y media.

Más información:
Turismo de Japón

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 11/11/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.