UN RETO PARA LOS AMANTES DE LA ALTA MONTAÑA

UN RETO PARA LOS AMANTES DE LA ALTA MONTAÑA

Refugio estival en el campamento Gervasutti

Un refugio alpino en el macizo del Mont Blanc, así es el Bivacco Gervasutti, en Aosta. Peor no cualquier refugio, se trata de una cabaña de madera construida en 1948, un símbolo para los amantes de la montaña en memoria del alpinista Giusto Gervasutti.

En verano, la mayoría soñamos con playas paradisiacas, destinos exóticos o lugares en los que perderse, pero no son pocos los que deciden pasar sus días en lo más alto de las montañas. Si este es tu caso, hoy te vamos a hablar de un lugar increíble. Porque… ¿qué te parece llegar hasta un afloramiento de roca a 2.835 metros de altura, entre las espectaculares paredes de las Grandes Jorasses y Petites?

Si lo tuyo es la escalada y te gustan los retos, llegar hasta la Bivacco Gervasutti en Aosta puede ser uno de ellos. Esta fue la primera cabaña de madera construida en 1948 en memoria del primer ascenso por la cara este de las Grandes Jorasses del alpinista de Turín Giusto Gervasutti. Una cabaña que cambió de aspecto en 2011 gracias a la Escuela Nacional de Esquí de Montaña y el Club Alpino Italiano de Torino y que hoy es un refugio alpino, moderno y funcional en el macizo del Mont Blanc.

Un refugio de alta montaña construido para durar en el tiempo y acoger a los que llegan a lo más alto. El Bivacco es un recurso a compartir, así que hay que ayudar a mantenerlo, limpio respetando a los que lleguen a él después de ti. Hay que pagar 10 euros por transferencia al Club Alpino Italiano para poder pernoctar en él. Se divide en entrada, un salón para el almuerzo y 2 dormitorios con 12 camas en total. La energía eléctrica se obtiene gracias a las unidades fotovoltaicas que permiten la iluminación interior y el uso de las placas calientes para cocinar.

Es autosuficiente y, gracias a un ordenador a bordo conectado a Internet a través de satélite, el Bivacco Gervasutti está conectado con el mundo exterior detectando el estado eléctrico y la operación del sistema enviando datos. La puerta principal está siempre abierta, pero al salir conviene cerrar la puerta de atrás, dejando la llave en la cerradura.

El campamento está equipado con una radio de emergencia y con un sistema para transmitir automáticamente en el canal E de protección civil. El ordenador gestiona el sistema eléctrico conectado  a Internet y permite la compilación del libro del refugio y también consultar informes o previsiones meteorológicas, etc. Y una cosa más, el ordenador debe permanecer siempre encendido, así que si lo usas no lo apagues, es muy importante. También hay wifi disponible.

Por último hay que estar muy atento al sensor de dióxido de carbono (CO2). El campo está equipado con un sensor de este gas y un extractor para cambiar el aire de forma automática, con intercambiador de calor para no dispersar el calor hacia el exterior. Los LED muestran el nivel de concentración en el aire. El sistema debe dejarse en modo automático y comprobar que se enciende el LED F. En caso de bajas temperaturas exteriores o tormenta de nieve, si quieres cambiar el aire sin tener que abrir la puerta, se puede operar de forma manual el extractor pulsando el botón C. El campamento es hermético y no permite ningún intercambio de aire. Así que no te vayas a dormir sin haber ajustado el sistema en modo automático.

¿Y cómo llegamos? Al Bivacco Gervasutti se llega desde Aosta, en Italia, en dirección a Courmayeur, junto a Entrèves hacia Val Ferret. Desde Lavachey a 1.642 metros de altitud hay que continuar hacia Arnouva, girar a la izquierda  y cruzar un puente sobre el Dora de Hurón. Después girar a la derecha y seguir el camino señalizado con pintura amarilla que cruza un bosque de alerces y continúa por la ladera del glaciar Fréboudze. Una vez en el glaciar hay que pasar bajo un cañón empinado y seguir subiendo entre grietas en dirección a las rocas donde se ubica el Bivacco. El Valle de Aosta es la región italiana  más pequeña, en el extremo noroeste, en la frontera con Francia y Suiza.

El campamento está situado a la derecha del valle, a 2.835 metros de altitud. En esta ruta hay que tener precaución con las rocas de la parte inicial al pie del barranco del Monte Greuvetta y también en el glaciar. No es una ruta difícil pero si de carácter alpino en el tramo final. ¿Te apetece dormir entre montañas?

Más información:
Bivacco Gervasutti

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 26/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.