Malta es un destino turístico en ebullición y no sólo por su estupendo clima mediterráneo, que también, sino por una confluencia de factores entre los que hay dos especialmente importantes: uno de ellos es sin duda su fama como lugar perfecto para aprender inglés (y hacerlo además disfrutando de un delicioso clima mediterráneo); en los últimos años Malta ha atraído a un importante núcleo de turismo joven por esta razón (estudiantes y profesionales que buscan mejorar su nivel de inglés); la segunda razón, no menos importante, es su popularidad como escenario de algunas de las series y películas más vistas de los últimos años; Malta se ha convertido en todo un plató de rodaje que, sumado a los enclaves históricos y curiosos (como la aldea de Popeye) de este archipiélago ha dado como resultado un sector turístico en constante desarrollo.

Y para completar una oferta turística realmente atractiva, llegamos al aspecto gastronómico que acaba de recibir la atención, y con ella el reconocimiento internacional, de la Guía Michelin; no es que la gastronomía de Malta sea hoy mejor que ayer pero si los inspectores de la Guía Michelin dicen que en Malta hay alta cocina el hecho en sí se convierte en una verdad irrefutable; además no sólo lo han dicho sino que han considerado interesante y necesario que Malta tenga su propia Guía Michelin, una guía que incluye información de los restaurantes más deliciosos del archipiélago y que deberás consultar antes de organizar tu viaje para hacer alguna que otra reserva y regresar de tus vacaciones diciendo que te has comido lo más rico de Malta.

Guía Michelin | Cortesía de Turismo de Malta

Uno de los aspectos que más destaca la Guía Michelin de Malta es la diversidad gastronómica de las islas de Comino, Gozo y por supuesto la propia Malta; se trata de una gastronomía muy rica tanto por las tradiciones autóctonas como por las influencias de otras gastronomías, algo lógico tratándose de una isla en la que han atracado, a lo largo y ancho de la historia, barcos procedentes de diferentes lugares del mundo trayendo con ellos su propia cultura gastronómica.

La Guía Michelin de Malta premia a 26 restaurantes, lo cual no está nada mal para empezar, pero, además, reparte tres Estrellas Michelin que han racaído en estos tres restaurantes: De Mondion, en Mdina, y Noni y Under Grain en Valleta; el primero de ellos es el más caro de los tres (te costará entre 70 y 90 euros el cubierto disfrutarlo según información de la propia Guía Michelin) mientras en los dos de Valleta podrás disfrutar de un rico menú entre 38 y 65 euros el cubierto.

Además, si prefieres alejarte del boato de las Estrellas Michelin, puedes optar por alguno de los 23 restaurantes que, sin llegar a ese nivel, han visto reconocida su cocina en la guí Michelin de Malta ya sea como Bid Gourmand (tres restaurantes: Commando en Melliena, Rubino en Valletta y Terrone en Marsaxlokk) o como The Plate Michelin (los veinte restantes).

Si quieres descubrir los 26 restaurantes reconocidos como los mejores de Malta por la primera edición maltesa de la Guía Michelin para elegir cuál ¡o cuáles! degustarás en tu próximo viaje a Malta, puedes hacerlo aquí, en la propia página de la Guía Michelin, no sólo te contarán el estilo gastronómico de cada uno de ellos y su ubicación sino también el precio del menú, así no te faltará dato alguno para elegir a tu gusto.