Europa

Europa

La playa más larga del Adriático

Ulcinj: Playas, aventura, nudismo, kitesurf, montañas, lagos, fronteras y... ¿Don Quijote?

La playa más larga del mar Adriático,Velika Plaza, se encuentra en Ulcinj, una ciudad al sur de Montenegro que hay que visitar. Además de por su famoso centro histórico, donde puede verse la influencia musulmana en sus numerosas mezquitas, la ciudad es conocida por su playa, y por ser la ciudad más importante de la costa sur del país, casi en la frontera con Albania. De hecho, la mayoría de la población de Ulcinj es de origen albanés y junto con la ciudad de Tuzi, es uno de los dos principales centros de población de albaneses en Montenegro. Debido a la buena ubicación de la ciudad en la costa, Ulcinj es un importante destino turístico para gran parte de la población albanesa de Kosovo. La longitud de las playas de arena de unos 17 kilómetros, la han convertido en un destino único en la costa sur de Montenegro. En la parte antigua, hay un antiguo castillo con vistas al mar. Stari grad, la ciudad vieja, merece una visita. Gran parte fue destruida por un terremoto en 1979, pero recientemente se han ido comprando las propiedades y muchas han sido restauradas. En la actualidad, solo quedan algunos edificios destruidos en el casco antiguo y hay muchos restaurantes, hoteles, e incluso un museo para disfrutar con la singular historia de esta pequeña localidad. Al llegar a la ciudad vieja, caminar a lo largo de la pared que da al océano y mirar a través de todos los pequeños agujeros del muro es ya toda una aventura. En los arcos, mirar hacia abajo y ver el mar rompiendo contra las rocas, impresiona. Hay escaleras escarpadas que suben y bajan, algunas parece que llevan a una casa y otras no se sabe hacia dónde van, hay que explorar y descubrir cada rincón. Ulcinj es una espléndida ubicación para conocer la Costa Sur de Montenegro, desde Bar, ciudad portuaria hasta el lago Skadar, en la frontera con Albania, o Ada Bojana, la Isla situada en el delta del río Bojana. La región Ulcinj Costa Sur cuenta con algunos destinos donde la aventura está asegurada. Excursiones históricas y ecológicas, y playas para unas vacaciones únicas en el Adriático. La playa de arena más larga de Montenegro, Velika Plaza, se encuentra en las cercanías. En el extremo sur de esta playa de 14 kilómetros de largo se situa Ada Bojana, una isla triangular con muy buenas playas, donde el río Bojana se encuentra con el mar Adriático. La isla es el lugar preferido por los amantes del windsurf y el kitesurf y tiene una gran playa nudista para aquellos a los que les guste tomar el sol desnudos. Una de las pocas playas nudistas del país. Hay minibuses que te llevan desde el mercado en Skenderbeu Ave en Ulcinj a Velika Plaza e incluso a Ada Bojana si hay al menos 3 personas que van hacia allí. Para los más aventureros se puede tomar la 'combi' hacia la frontera con Albania y bajarse en la primera carretera que conduce al Lago Skadar cerca de la ciudad de Brajse. Hay un pequeño autobús desde Brajse que corre a lo largo de esta pequeña carretera en dirección a las montaña, y una vez que llegues a la cima de la cordillera estarás de pie casi exactamente en la frontera entre Albania y Montenegro. Las mejores vistas sobre uno de los lagos más bellos de Europa, de la costa del Adriático, de Albania y de Montenegro. Se puede continuar haciendo autostop hasta el lago, para conocer algunos de los pueblos rurales más vírgenes de los Balcanes. La mitad sur de la orilla del lago está poblada por la etnia albanesa, mientras que la mitad norte hasta la ciudad de Virpazar está poblada por los montenegrinos. El tramo entre las dos comunidades es corto, de manera que casi no hay autobuses que pasen por la carretera, así que hay que caminar o hacer autostop, a menos que se alquile un coche. Las lugareños suelen parar a los autoestopistas, y hay algunos sitios para acampar a mitad de camino entre Virpazar y Arbnez. Y otra curiosa historia. Dicen los montenegrinos de Ulcinj que el famoso autor español, Miguel de Cervantes, escribió el famoso libro de Don Quijote aquí, porque no fue en Argel donde estuvo retenido por los piratas, sino en Ulcinj después de haber sido capturado en alta mar por los corsarios. Ulcinj en ese momento se llamaba Cita di Dolcinio, y algunos especulan con que Cervantes utilizó su experiencia en Ulcinj para desarrollar un nombre similar para Dulcinea. Así que los habitantes de Ulcinj creen que Cervantes se inspiró en su localidad y esperan que también te inspire a ti.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.