Europa

Europa

La piscina más profunda del mundo

Bruselas un destino también de buceo

¿Nos vamos a bucear a Bruselas? A priori esta pregunta puede parecer un tanto extraña, aunque no tanto cuando uno se entera de que es, precisamente en Bruselas, donde se encuentra la piscina de inmersión más profunda del mundo. La capital de Europa alberga una instalación única, Nemo 33, una piscina de 34,5 metros de profundidad bautizada con este nombre en honor del capitán de la famosa novela de Julio Verne. Nada más y nada menos que 2,500 metros cúbicos de agua, y a una temperatura que oscila entre los 30 ºC y 33 ºC, gracias a la energía de paneles solares instalados en el exterior. No existe una fosa como esta en el mundo. Sumergirse en Nemo 33 es una experiencia insólita. A simple vista parece un lugar desconcertante salido de una película futurista, un bunker o una instalación militar inundada, pero la realidad es bien distinta. Nemo 33 es el sueño hecho realidad de John Beernaerts, un ingeniero civil e instructor de buceo belga. Un instructor que pensó que iniciarse en el buceo en el Mar del Norte, lo más asequible en Bruselas, no era una buena idea. Así que creó junto al arquitecto Sebastián Moreno-Vacca, esta estructura con pisos planos en diferentes profundidades, con dos grandes plataformas, un foso circular que alcanza los 33 metros de hondo, cuevas submarinas simuladas y tres salas presurizadas con aire que se renueva constantemente. Toda una obra de ingeniería para crear la piscina interior más profunda del mundo y en unas condiciones tropicales para la práctica del buceo en el centro de Europa. Y no solo eso, esta piscina, además de para iniciarse en la práctica del buceo, también sirve y ha servido como escenario en varias producciones cinematográficas. Las inmersiones en Nemo 33 comienzan cada hora en punto y tienen una duración de 45 minutos como máximo. El Club Nemo 33 es un centro deportivo donde además hay otras alternativas, como el Aquagym, la natación prenatal o la natación para bebés, además un restaurante tailandés estupendo desde el que puedes ver las evoluciones de los submarinistas mientras comes tranquilamente. Sumergirse en la piscina más profunda del mundo es una experiencia singular y lo cierto es que nos pilla un poco lejos, pero sin duda es una opción excelente para los amantes de este deporte. Hay cursos de buceo, pruebas de equipo, prácticas y sesiones de apnea en un ambiente controlado y seguro. Un lugar diseñado por y para el buceo.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.