África

África

El Palacio de la Ciudad Perdida, el vergel sudafricano

El hotel más lujoso del continente africano

Cuenta la leyenda que una antigua tribu de Ýfrica del Norte viajó al Sur para construir un palacio para su muy querido rey. Se detuvieron en el cráter de un volcán que llevaba mucho tiempo extinguido. Un lugar donde todo tipo de extrañas y maravillosas criaturas, grandes y pequeñas, vagaban libremente entre arroyos brillantes y cascadas de ensueño. Allí, se construyó un magnífico palacio y el rey quedó muy contento. Y así, el palacio sirvió como centro espiritual de su vasto imperio hasta que un terremoto lo redujo a ruinas. Hoy, restaurado con su forma y rejuvenecido en su espíritu, el Palacio de la Ciudad Perdida, es una maravilla moderna, considerada como uno de los hoteles más espectaculares del mundo. Forma parte de The Leading Hotels of the World y ofrece a sus húespedes un completo servicio de lujo cinco estrellas, cuidando cada pequeño detalle. El Palacio de la Ciudad Perdida cuenta con un total de 338 espaciosas habitaciones decoradas con el más cuidado de los lujos e inspiradas en los antiguos reinos africanos. 158 son dobles de gran lujo, 4 son suites presidenciales y el resto suites de lujo. En algunas de ellas se pueden encontrar pianos de media cola. Todas las habitaciones estándar cuentan con vestíbulos de entrada, cuarto de baño, salón y zonas de descanso. Minibar y televisión y todas equipadas con aire acondicionado y ventiladores de techo. Hay servicio de mayordomo personal. El hotel cuenta también con cuatro impresionantes suites de una opulencia y sustuosidad superior. Desde la grandeza de la African Suite a la inolvidable King Suite, decoradas con frescos en sus techos y con unas vistas panorámicas impresionantes sobre la ciudad perdida. Un restaurante abierto las 24 horas del día y seis restaurantes en total. Una gran piscina, en la parte de la entrada principal para adultos a la que se accede a través de una gruta artificial de la que brota una cascada y otra para niños, repleta de juguetes y animales gigantes. El lugar ideal para relajarse y disfrutar de un poco de sol africano. También con servicio de restaurante de comidas ligeras y bebidas para que la experiencia sea completa. Rodeado de exuberantes jardines botánicos, un continuo goteo de arroyos y cascadas, con senderos misteriosos que aseguran la sensación de estar transitando en una auténtica ciudad perdida, no hay otro lugar igual. Emplazado en medio del cráter de un volcán de 150 kilómetros de longitud y 15.000 hectáreas de vegetación y rodeado por el Parque Nacional Pilanesberg, el Palacio de la Ciudad Perdida, en plena Sabana africana, en la región de Sun City, a 185 kilómetros al noreste de Johannesburgo, es uno de los mejores hoteles cinco estrellas del mundo. Este hotel es reconocido a nivel mundial por su arquitectura y diseño típicos de un palacio. Las 22 hectáreas de jungla artificial y bosque virgen, que ocupa el complejo de Sun City, están salpicadas de convincentes reminiscencias de la legendaria civilización de la ciudad perdida. Situado en el territorio de Bofutatsuana, un país independiente del gobierno del Apartheid, este estatus le permitió la implantación de actividades que en Sudáfrica estaban prohibidas como los casinos de juegos. En 1990 el régimen del apartheid fue abolido y los territorios de los bantustanes reincorporados a Sudáfrica. El hotel dispone de un centro de fitness y spa, centro de conferencias con dos salones de baile, un centro de negocios con 20 salas para reuniones y un auditorio con un aforo de 518 localidades. Otras prestaciones del hotel son un  parque acuático con playa artificial, varias piscinas, toboganes y piscina de olas. Un campo de golf de 18 hoyos, que cuenta con un estaque lleno de cocodrilos, y un lago en el que se puede practicar esquí acuático, paragliding y jet sky. Un auténtico paraíso en el país sudafricano. También existe la posibilidad de ver a los Cinco Grandes en los safaris del Parque Nacional de Pilanesberg. El magnífico Palacio de la Ciudad Perdida resulta visible desde casi cualquier lugar de Sun City al elevar sus majestuosas torres sobre el valle. Con una arquitectura compuesta por mosaicos, frescos, tapicerías de estampados animales, multitud de detalles decorativos y hasta una espectacular cúpula pintada a mano en la recepción, este grandioso hotel desprende un aura de misticismo y lujo.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.