Asia

Asia

Un oasis de vida en el desierto de Gobi

El lago de la Media Luna de Dunhuang

Caminando por el desierto, lo normal es ver alucinaciones, pero en este caso, estas visiones se convierten en realidad. Has llegado a Dunhuang. Un verdadero santuario de vida en pleno desierto de Gobi. Dunhuang Crescent Lake, es un verdadero oasis, un lago situado en las afueras de Dunhuang, en la provincia de Gansu, aproximadamente a 6 kilómetros de la ciudad. El Lago de la Media Luna, como así se conoce, es un sitio Patrimonio de la UNESCO, realmente único, es difícil creer que ha estado allí desde hace más de 2.000 años. Dunhuang, es una parada importante en la antigua ruta de la seda, bien conocido por las cuevas de Mogao o Cuevas de 1000 Budas, Crescent Lake y la Montaña Mingsha. De hecho, este oasis, forma parte de uno de los ocho grandes paisajes de Dunhuang y esta ubicado en uno de los cuatro grandes arenales de China. Tramos de arena de 40 kilómetros de longitud y 20 de ancho, con puntos que superan alturas de 250 metros. Dunhuang fue durante más de dos mil años una entrada crucial para China. Los viajeros siguieron una serie de oasis, para bordear las implacables arenas del desierto de Gobi. El relieve geográfico alrededor del lago es lo que ha evitado que sea enterrado por el desierto. En Crescent Lake hay peces, arenas de cinco colores y siete tipos de hierba de los que se dice que son los "tres tesoros" del lago. Y cuenta la leyenda que uno puede vivir eternamente si se come el pescado y la hierba juntos. ¿Y cómo se formó esta maravilla del desierto?  Se ha descubierto que esta media luna ha sido posible gracias al  relieve, que a causa del viento, a creado una depresión. La arena que cae desde las montañas que rodean el lago pasar alrededor del lugar cayendo al otro lado, y este movimiento de la arena tan particular, es lo que ha mantenido intacto el lugar durante cientos de años, las dunas de arena se mantienen siempre a una distancia prudencial. Crescent Lake tiene cerca de 100 metros de largo de norte a sur, y 25 de ancho de este a oeste, y se nutre de manantiales profundos. Es más probable que la falta de agua acabe con este oasis antes que la arena. De hecho las autoridades han intentado rellenar el lago en varias ocasiones. Crescent Lake y el desierto circundante es muy popular entre los turistas, y es también un oasis de diversión. Paseos en camello por la arena y las dunas, escalada sobre las montañas de arena o bajada vertiginosa por las mismas montañas de arena o excursiones en 4x4. Deslizarse por las dunas es adrenalina pura. Nos pilla un poco lejos, pero China es un destino con mucho que ofrecer. Toma nota.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.