INDONESIA

INDONESIA

Nusa Dua, el hermoso amanecer de Bali

La playa de Nusa Dua es uno de los rincones privilegiados de Bali. Situada en la costa oriental, son sus amaneceres los que nadie se quiere perder. La belleza de los primeros rayos de sol sobre la playa es algo mágico.

Nusa Dua no es una playa más de la isla de Bali. En este rincón de Indonesia, como en muchos, no hay quien no se maraville de la arena blanca y las aguas cristalinas que la convierten en todo un paraíso, pero si hay un detalle que la haga especial es el momento del día en el que todo el mundo acude hasta aquí para disfrutar de las mejores vistas. No se trata del atardecer, sino, al contrario, del amanecer. Al encontrarse en el oriente de la isla, el sol se pone por las montañas del interior, pero no hay nada que envidiar al otro lado, pues aquí son los primeros destellos los que tiñen de color el paisaje. Una mezcla de azules y tibios naranjas que aportan un marco hermoso y bello a nuestro despertar durante las vacaciones.

No es de extrañar, por tanto, que esta playa a 40 kilómetros de Denpasar (capital de Bali) haya sido la elegida por las grandes cadenas internacionales de hoteles para tener aquí algunos de sus resorts de bandera. De hecho, fue aquí donde se celebró la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático en 2007.

Nusa Dua y su playa hermana, al norte, la de Tanjung, ofrecen diversión para toda la familia. Por ejemplo, con el parque de atracciones marino Pandawa, así como áreas dedicadas en exclusiva a la práctica de deportes como las carreras de motos acuáticas o lanchas. Tampoco faltan unos campos de golf (entre ellos, el Bali Golf & Country Golf), ni jardines cuajados de hibiscos en los que pasear o una gran centro comercial para una jornada de compras de todo tipo.

Uno de los lugares preferidos para el descanso es el hotel St. Regis. La cadena eligió Nusa Dua para establecerse en la isla, y está considerado uno de los cinco estrellas más punteros de la región. Se levanta sobre un terreno de 8,8 hectáreas, que combinan selva y campo de golf, así como acceso a una gran playa cuajada de palmeras. Se trata de una franja privada, con acceso limitado a los huéspedes, y donde el propio hotel pone a disposición de ellos algunos aparatos para realizar deportes acuáticos.

Se sea cliente o no del hotel, se puede disfrutar del Gourmand Deli, un pequeño establecimiento en el que conseguir deliciar gourmets de todo el mundo, así como vino, té, café e inclsuo cestas de picnic para los que quieran organizarse un almuerzo o una cena a pie de playa. Y también hay acceso a su Reméde Spa, con 2.800 metros cuadrados dedicados a indulgencias de todo tipo a base de masajes y cosméticos.

Los hoteles más económicos están en la zona de Tanjung, donde también hay templos de diferentes religiones. Si se quiere ir a conocerlas, una buena idea es combinar la excursión con una visita al pequeño puerto de Benoa, que por su tamaño reducido solo admite pequeñas embarcaciones. Otra buena idea es ir a la isla de Serangan, donde se encuentran santuarios de cría y reproducción de tortugas. Y no solo ellas, también aves de todo tipo, reptiles...

Llegar a Nusa Dua es sencillo, pues está a 10 kilómetros del aeropuerto principal, es decir, que en taxi nos costaría menos de 10 dólares. Eso sí, para departir con locales hay que desplazarse a algunos de los pueblos cercanos, pues la zona está prácticamente pensada para complejos hoteleros. Donde sí hay más actividad es en Kuta, con una gran oferta gastronómica y de ocio.

Sergio Cabrera | Madrid
| 23/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.