Son muchos los escritores que ambientan sus novelas en lugares reales. Y, aunque no todos nos hacen viajar hasta ellos a través de las palabras, muchos otros sí que lo hacen. Con descripciones nos hacen sentir como si fuesen nuestros pies los que caminan por esas ciudades. Nombran lugares que a veces conocemos y otras no, pero no es necesario hacerlo. Nos dicen a qué huelen, cómo son, el tiempo que hace, si hay mucha gente o poca. En definitiva, consiguen a través de las letras que podamos viajar mentalmente.

Así, hoy me he propuesto llevaros de viaje por Italia a través de novelas ambientadas en este país. Hay muchas, claro. Pero aquí veremos una pequeña selección de ellas. Por ejemplo, si hablamos de novela romántica podemos citar "En la Toscana te espero" de Olivia Ardey. En ella descubriremos la historia de amor de Martina Falcone.

Otro libro ambientado en esta zona, más en concreto en Florencia, es "Una habitación con vistas" de E. M. Forster. Cabe destacar que además de ironía y algo de humor, esta entrañable novela data de 1908 por lo que también encontramos una Florencia bastante menos turística que en la actualidad.

Italia | Pixabay

Cambiamos completamente de género para hablar de "El talento de Mr. Ripley" de P. Highsmith. Con esta novela viajaremos a la Costa Amalfitana italiana, una zona de pueblitos bonitos cerca del mar. Y lo haremos para descubrir trampas, engaños y asesinatos de la mano del sociópata Ripley.

Para viajar a Sanremo, en la región de Liguria, se puede leer "El sendero de los nidos de araña" de Italo Calvino. En este caso, además de trasladarnos a otro país también lo haremos a otra época: esta novela está ambientada en la Segunda Guerra Mundial y narra la historia de un niño que dadas las circunstancias ha tenido que crecer muy rápido.

Con "La conciencia de Zeno" descubriremos las memorias de un hombre gracias a su psicoanalista. Y viajaremos a Trieste, al norte de Italia. Si en lugar de eso nos hacemos con un ejemplar de "Montedidio" de Erri de Luca, viajaremos a un barrio con ese mismo nombre. Con él se descubre Nápoles y la vida de unos jóvenes que tratan de encontrar un futuro mejor.

Santiago Postegillo, con su novela histórica "Los asesinos del emperador", nos cuenta el ascenso al trono del emperador Trajano. A su vez, nos lleva de viaje a Roma. Y a Roma viajamos también con "Un otoño romano" de Javier Reverte: una novela escrita a modo de diario.