América Sur

América Sur

Natal, la Ciudad del Sol

Situada al norte de Brasil, presume de ser el destino con más días soleados del país sudamericano.

Su bautismo no podía ser con otro nombre. Y es que fue un 25 de diciembre de 1599 cuando se fundó la ciudad de Natal, por colonos portugueses que luego serían sustituidos, durante poco tiempo, por holandeses. En el mapa es fácil de localizar, ya que se encuentra en la punta del país más oriental, atlántica a más no poder. Hoy nadie duda de que Natal sea todo un paraíso natural y que goce de algunas de las mejores playas de Brasil. Sin embargo, hasta la década de los 80 era la gran desconocida del país, especialmente por lo difícil de llegar. Hoy, en cambio, no hay límites. Recorrer en buggy el Parque de las Dunas o hacer snorkel en las piscinas naturales de Maracajaú son solo dos de las muchas actividades a cuál más divertida y diferente que se pueden hacer en la región. Pero la propia capital tiene mucho que ofrecer. Con un clima tropical que ronda los 26 ºC de media anual, pasear por los ocho kilómetros de paseo marítimo, la Via Costeira, es toda una delicia en cualquier época del año. Y si nos cansamos, un chapuzón en la playa de Ponta Negra, un refresco en alguna de las muchas posadas que la rodean, y listos. La historia colonial sigue intacta. Ejemplo de ello es el Fuerte de los Reyes Magos, construido por los portugueses sobre los arrecifes de coral, en el barrio de Aldea Vieja, y que es el edificio más antiguo de Natal. Tampoco hay que perderse su Catedral, que necesitó tres décadas para construirse, o el Faro de la Mãe Luiza, de 1951 y que sigue orientando a embarcaciones desde sus 37 metros de altura. Lo más sorprendente, la columna Capitolina, un regalo de Benito Mussolini a la ciudad que es de los pocos vestigios romanos de América. Clasicismo y futurismo se dan la mano. Ya que Natal también es base de lanzamiento de cohetes espaciales. Aunque en materia hotelera es difícil encontrar chollos, la gastronomía local ofrece precios muy asequibles. Cenar o almorzar por menos de 20 € al cambio es sencillo, aunque también hay restaurantes más caros pero cuya visita merece mucho la pena. Es el caso del Camaroes, considerado el mejor de la ciudad y especializado en marisco, o el Trilha do Camarao, que mezcla lo brasileño con marisco y pescado. Lo normal es que de Natal oigamos hablar sobre sus alrededores, pero quedarnos una jornada o dos en plena ciudad redondea un viaje perfecto al norte de Brasil.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.