NUEVA ZELANDA

NUEVA ZELANDA

Matamata, bienvenidos al hogar de los hobbits

Una granja en Matamata, una localidad de la isla Norte de Nueva Zelanda, fue la elegida para recrear en la gran pantalla la Comarca, el hogar de Bilbo y Frodo.

Nueva Zelanda fue el país elegido por el director de cine Peter Jackson para grabar las diferentes películas de ‘El señor de los anillos’ y ‘El Hobbit’. Gracias a su diversidad de paisajes y ecosistemas, pero especialmente por la grandiosidad y belleza de todos ellos, el país oceánico se bastó para recrear la Tierra Media, con un total de hasta 150 localizaciones repartidas por todo el territorio, especialmente la Isla Norte.

De todos ellos, el más famoso y visitado es el que representaba La Comarca, el hogar de los hobbits. Es el mismo que Tolkien definía como un gran conjunto de agujeros. Pero “no un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco uno seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer. Era un agujero hobbit, y eso significa comodidad”. Es por ello que a nadie extraña el nombre con el que ha sido bautizada la granja que sirvió de morada en la ficción de ‘los pequeños’: Hobbiton, como en los libros.

El nombre real es Granja Alexander y se encuentra a apenas unos kilómetros de la localidad de Matamata, un pueblo muy pequeño del centro-norte de la isla, a medio camino entre las ciudades de Hamilton, Rotorua y Tauranga. Allí se ha habilitado un Centro de Visitantes que, bajo el nombre de The Shire’s Rest, se encarga del acceso, las entradas, etcétera. Hasta aquí se puede llegar en nuestro propio vehículo, aunque son más los turistas que se deciden por alguna excursión en autobús desde la ciudad en la que están pernoctando (si se va por libre, es mejor reservar plaza de entrada, porque son limitadas; las entradas cuestan desde 52 €).

De hecho, si uno decide visitar antes la pequeña localidad de granjeros, se sorprenderá al ver que la propia oficina de Turismo del pueblo es una réplica de una casa hobbit. Hasta tal punto llega la conexión entre Matamata y La Comarca.

Las rutas por el interior de la granja se realizan en grupos reducidos y siempre a pie, con un guía que nos va narrando las diferentes anécdotas de rodaje y los entresijos de lo que es el mundo ficticio de los personajes de Tolkien. En total hay más de 40 ‘agujeros’ hobbit, y no faltan localizaciones especiales como la explanada del cumpleaños de Bilbo o el puente de doble arco, el molino y la posada de ‘El dragón verde’.

Al encontrarse todo muy bien ambientado, la sensación en ningún momento es la de estar en un set de rodaje, sino más bien en un parque temático. Hay hasta ropa hobbit tendida a las puertas de los agujeros y los buzones de madera dispuestos por si llega el cartero. El de Bolsón Cerrado, la casa de Frodo, es el más fotografiado, así como su famosa puerta verde, la misma a la que Gandalf llama con su bastón.

El lugar donde sí que será fácil sentirse como un hobbit es la posada El Dragón Verde. Aquí se ha habilitado el espacio para que realmente pueda funcionar como bar de recreo para los visitantes de Hobbiton. Se puede elegir entre sidra y cerveza de jengibre sin alcohol y el espacio se puede alquilar para eventos privados (incluso bodas, en una carpa).

La ruta por las localizaciones acaba allí, tras dos horas de caminata por un mundo de fantasía que la magia del cine ha convertido en una realidad palpable. Y como buen lugar turístico que se precie, no falta la tienda de recuerdos en el que comprar el souvenir más especial. Sin duda, una excursión única incluso para los que no han leído los libros o visto las películas.

Hobbiton Tours

Turismo de Nueva Zelanda

 

Sergio Cabrera | Madrid
| 08/05/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.