América Sur

América Sur

El Jardín Botánico de Rio de Janeiro

Un rincón para perderse.

Si quieres huir de sus calurosas playas cariocas y del bullicio de la ciudad no hay mejor plan que recorrer el Jardín Botánico de Río de Janeiro , Patrimonio Histórico y Artístico Nacional y reconocido como reserva de la Biosfera por la UNESCO Situado en la zona sur de Río, a pocos minutos de Ipanema y Copacabana, y al pie del cerro del Corcovado, es una de las zonas verdes más bellas y mejor preservadas de la ciudad. Es un ejemplo de diversidad tanto de flora brasileña como extranjera, pudiéndose observar más de 6.000 especies, algunas de ellas en peligro de extinción. Su origen se remonta a la llegada de la Familia Real Portuguesa a Brasil en 1808 cuando el príncipe Don Juan VI creó el Real Horto para aclimatar las plantas de especias, nuez moscada, canela y pimienta que provenían de las Indias Orientales, y una estación experimental. Con la independencia de Brasil pasó a llamarse Jardín Botánico bajo la dirección del fraile carmelita, Leandro do Sacramento, profesor de botánica que centro sus estudios en la flora brasileña y catalogó las plantas allí cultivadas. Dividido en zonas específicas, -bromeliario, orquidiario, plantas medicinales, jardín sensorial, plantas insectívoras y cactario, entre otras- alberga una de las mayores colecciones de plantas del mundo con más de 40 mil ejemplares.

Su origen se remonta a la llegada de la Familia Real Portuguesa a Brasil en 1808.

Paseando relajadamente por su grandiosa y exuberante vegetación, por sus estanques y por sus cuidados caminos nos encontramos desde especímenes de Palo de Brasil, planta de la que proviene el nombre del país y símbolo nacional, a las espectaculares Palmeras Imperiales. Otras de sus atractivas áreas son el Jardín japonés con más de 75 plantas típicas de Japón, el Arboreto dividido en espacios que representan cada uno de los ecosistemas brasileros y el Orquidarium, con sus más de mil orquídeas tropicales de apabullante colorido. Nuestro recorrido se completa con elementos de interés histórico y cultural, como la antigua Real Fábrica de Pólvora hoy convertida en Museo Arqueológico, la casa de los Cedros o el solar de la Emperatriz que alberga la Escuela Nacional de Botánica y la biblioteca de botánica. Además, cascadas, fuentes, un acueducto, el Lago Frei Leandro, un teatro, monumentos y estatuas del siglo XVI en adelante, lugares de esparcimiento y relax que invita a la lectura o al paseo. También esta ubicado aquí el Museo de Medio Ambiente, primero de América Latina exclusivamente dedicado al tema ambiental, junto con laboratorios que realizan investigaciones sobre algas, biología molecular de las plantas, semillas ….. Tras hacer una parada y reponer fuerzas en el Café Botánica, podemos deambular también por los alrededores de este parque, y apreciar pintorescas mansiones o caserones antiguos junto con tiendas de diseño o talleres artesanales y ver como los artistas trabajan en sus obras, además de una variada oferta de restaurantes.

 

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.