América Norte

América Norte

La Isla de Kodiak o Verde Esmeralda

Un paraíso invernal en el estado de Alaska

La isla de Kodiak es una gran isla situada en la costa noroccidental de Norteamérica, en el estado de Alaska. Es la isla más grande del archipiélago Kodiak y también la segunda isla más grande de los Estados Unidos, solo la isla grande de Hawaii es más grande. La ciudad de Kodiak, en el extremo nororiental de la isla, a unos 250 kilómetros al sur de Anchorage es la ciudad principal y el centro neurálgico de transporte y suministro de las seis aldeas que se pueden encontrar en el archipiélago. A todas estas poblaciones se puede llegar por avión, o por barco cruzando el estrecho de Shelikof que separa Kodiak del continente. Un archipiélago que es una continuación de la Cordillera de Kenai, que comienza en la península de Kenai y que está situado en la Fosa de las Aleutianas, en plena "cadena de fuego" y que ha sido afectado a lo largo de muchos años tanto por la actividad volcánica como la actividad sísmica. Hace diez mil años, la mayoría de estas islas estaban cubiertas por glaciares que han tallado y esculpido el espectacular paisaje. Picos dentados, bahías, fiordos y valles en forma de U que quedaron por el retroceso de los mismos. Sin duda, una de esas obras de arte que la naturaleza ha creado, un lugar de impactante belleza y un escenario para la tierra, el mar y la vida marina. Una exuberante vegetación alfombra todo el territorio dándole el nombre de la Isla Esmeralda, por el verde intenso que la cubre. El oso Kodiak y el cangrejo rey son nativos de esta isla, aunque si eres amante de la vida silvestre, no te sentirás defraudado. Kodiak es el hábitat de fauna de todo tipo. Aves, flores silvestres, criaturas acuáticas y mamíferos gigantes son uno de sus mayores atractivos, una tierra salvaje y criaturas salvajes. El Departamento de Pesca y Caza de Alaska, estima que hay cerca de 3.500 osos en el archipiélago de Kodiak. La gran mayoría viven en las tierras protegidas del Kodiak National Wildlife Refuge, que comprende dos tercios de la isla. Osos y humanos han coexistido en el archipiélago Kodiak desde hace casi 8.000 años. Los Sugpiat o Aluitiiq fueron los primeros habitantes de Kodiak, no dejes de visitar el Museo Alutiiq para conocer mejor su fascinante cultura. En las aguas de Kodiak puedes disfrutar de las ballenas, los leones marinos de Steller, las focas, las orcas, las nutrias marinas y de las marsopas de costados blancos. Un auténtico santuario. La migración a las aguas del norte comienza en abril con la aparición de la ballena gris, seguida de las de aleta, minke, jorobada y sei. Las Orcas se pueden ver en cualquier época del año. Que no te asuste el invierno. Kodiak es un paraíso también durante los meses más fríos del año. Pasar un día con raquetas de nieve, trineos, motos de nieve, patinando sobre hielo, o practicando el esquí de fondo y luego acurrucarse junto a las chimeneas de algunos de los lodge de la isla es una experiencia única. En las semanas previas a la Navidad, hay muchas ferias de artesanía y mercadillos. Avistar águilas calvas y observar a los leones marinos que se congregan en busca de una comida fácil o pescar en el hielo en alguno de los lagos de Kodiak, son actividades de la temporada invernal. Y si eres de los que surfean en invierno en alta mar este es tu destino. Y este año, la actividad del sol y las tormentas solares te permitirán seguramente ver una maravillosa aurora boreal. Alaska es uno de los paraísos terrenales más extremos de nuestro planeta, un destino especial para los amantes de la naturaleza.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.