CROACIA

CROACIA

10 imprescindibles en una visita a Zagreb

La capital croata reúne en su centro histórico un ramillete de lugares que fascinan al amante de la historia y el arte. Recorremos sus 10 rincones que ningún viajero debería perderse en un primer contacto con la ciudad. Imposible no querer volver.

Ser la capital de Croacia desde mediados del siglo XVI ha permitido a Zagreb ser una de las ciudades de referencia de los Balcanes ya en la Edad Media. Hoy, con poco más de un millón de habitantes, mantiene vivo ese encanto medieval, especialmente en su casco histórico, que ha resistido a las diferentes guerras en las que se ha visto inmerso el país, especialmente en el último siglo.

Llena de galerías, parques, museos, vestigios medievales y, sobre todo, de interesantes terrazas y plazas donde sentarse a, simplemente, observar el día a día, es una ciudad que para muchos españoles sigue siendo un misterio, reforzado por la dificultad de encontrar vuelos directos hasta hace prácticamente bien poco. De hecho, son muchísimos más los que conocen Dubrovnik que la capital del país. Y aunque la primera es de una belleza sin igual, Zagreb tampoco le desmerece.

Al no ser especialmente extensa, en lo referente a su casco urbano y, sobre todo, las zonas turísticas, no es necesaria una larga escapada para hacerse con todos los rincones de interés. Sin embargo, mucho mejor si se tienen, al menos, tres días para disfrutar de Zagreb con calma. Aquí, como ocurre en todos los Balcanes, no siempre es entrar en museos y castillos como admirar la vertebración del día a día, cómo se grita en el mercado, qué hay en las pequeñas tiendas de las callejuelas, curiosear en las mesas de la cafetería conversaciones que, en croata, son imposibles de entender...

Y tampoco falta el Zagreb de la antigua Yugoslavia, el de grandes y anchas avenidas de estilo soviético, edificios de obreros con jardines y zonas comunes que invitaban a crear una sensación de comunidad. Aunque el pasado de Tito no es visible, es también interesante hacer el ejercicio de recorrer esos barrios periféricos y trasladarse con la mente a los años 60 y 70.

Se tenga tiempo o no, estos son los 10 lugares que hay que visitar sí o sí en una escapada a Zagreb. ¡Prohibido perdérselos!

1. Dolac. El mercado por excelencia de la ciudad. Se trata de uno que desde hace siglos vienen realizando los granjeros de la zona y es abierto, en plena plaza, por lo que se puede disfrutar de cada puesto durante horas. Está en pleno centro, por lo que es perfecto para hacer una parada y comprar algo de fruta cultivada a pocos kilómetros de allí.

2. Iglesia de San Marcos. Construida a mediados del siglo XII, de su pasado románico solo quedan tres naves. Luego se añadieron bóvedas góticas, antes de ser reconstruida tras un terremoto en el siglo XIX en estilo neogótico. El tejado con los escudos de los reinos de Croacia, Dalmacia y Eslavonia, así como de la ciudad de Zagreb, son de aquella época y se conservan perfectamente.

3. Torre Lotrščak. Uno de los símbolos de Zagreb, fue antiguamente la torre principal de la cudad. Fue construida en el siglo XIII, con una campana que sonaba antes de que cerraran las puertas de las murallas de la ciudad cada noche. Se visita tras ascender por un curioso funicular.

4. Puerta de Piedra. Es la única que se conserva de las antiguas murallas y se accede tras pasear por la Ulica Radiceva, una de las calles en pendiente que daban cobijo a los diferentes gremios de la ciudad, en este caso los cordoneros alemanas.

5. Banski Dvori. Actualmente, el palacio gubernamental de Croacia, pero se trata de la antigua residencia de los virreyes croatas. Está compuesto por dos edificios palaciegos de estilo barroco, construidos durante el siglo XIX,  y que ha servido de residencia oficial del máximo dirigente croata durante décadas.

6. Parque Zrinjevac. Un parque en forma de herradura sirve de pulmón verde para la ciudad. Comienza en la plaza del mismo nombre, aunque el parque en sí está compuesto por siete plazas interconectadas. En su centro, un pabellón de música de 1891 nos da la bienvenida.

7. Plaza de Ban Jelačić. No se entiende Zagreb sin su plaza principal, a los pies de la ciudad medieval. Ya existía en el siglo XVII y los edificios que la rodean son de varios estilos arquitectónicos, siendo el más antiguo de los actuales uno de mediados del XIX. En su centro estuvo durante siglos la gran estatua del virrey Josip Jelačić, retirada por el gobierno yugoslavo, y hoy devuelta su lugar, aunque mirando en dirección sur y no norte.

8. Museo Arqueológico. Con cerca de 400.000 muestras, es uno de los museos más importantes de Croacia. Tiene en su colección objetos de diferentes culturas, así como una especializada en relojes antiguos, además de monumentos griegos y romanos y la momia de Zagreb, en cuyas bandas de lino está escrito el texto etrusco más largo del mundo.

9. Estación de tren. No es una estación sin más. Aunque siga en funcionamiento, es el cierre sur del centro histórico de la ciudad y un gran edificio de estilo neoclásico que recuerda a los palacios austriacos. Desde allí parten a diario trenes que llegan al norte de Europa, así como a Belgrado y otros rincones del sureste europeo. Está rodeada de parques y es imposible no fijarse en sus grandes columnas de entrada.

10. Teatro Nacional. Situado en la última de las ocho plazas verdes del pulmón verde la ciudad. Imita los grandes palacios imperiales barrocos del XVII y fue proyectado por arquitectos vieneses para albergar las mejores obras de teatro, ballet y ópera. Fue inaugurado en 1895.

Más información:
Turismo de Zagreb

 

Sergio Cabrera | Madrid
| 08/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.