América Norte

América Norte

Una habitación para sentirse como Jay Gatsby

Dormir en la suite Fitzgerald del hotel Plaza, donde solía alojarse el propio escritor, es toda una experiencia

“En mi primera infancia mi padre me dio un consejo que, desde entonces, no ha cesado de darme vueltas. Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien -me dijo- ten presente que no todo el mundo ha tenido tus ventajas. No añadió más, pero ambos no hemos sido nunca muy comunicativos dentro de nuestra habitual reserva, por lo cual comprendí que, con sus palabras, quería decir mucho más”. Así comienza El Gran Gatsby, una de las obras maestras de F. Scott Fitzgerald y uno de los libros más prestigiosos de la historia de la literatura desde que se publicara en 1925. El Gran Gatsby nos sitúa en los idílicos años 20 en Estados Unidos, una época de excesos, de grandes fiestas con música jazz sonando de fondo y, por supuesto, de amores pasionales. Es una década fotogénica, que leyendo palabra tras palabra, todos los lectores del libro han logrado reproducir a la perfección en su cabeza. Pero en 1974 Francis Ford Coppola escribió el guion de una película que Jack Clayton dirigiría y años después, en 2003 se estrenaría una segunda versión del clásico, esta vez dirigida por Baz Luhrmann. La estética de esta última, con Leonardi DiCaprio como protagonista –en el papel de Jay Gatsby- fue increíble, creando un auténtico universo a base de decorados y vestuarios impecables. El icónico Hotel Plaza de Nueva York, como homenaje a uno de sus huéspedes más ilustres, el escritor y poeta F. Scott Fitzgerald, quien se alojó en numerosas ocasiones en el hotel, y también con motivo de la película de Luhrmann, ha abierto al público una suite inspirada en el universo de Jay Gatsby. La suite ha sido diseñada por Catherine Martin, que ganó el Óscar por el vestuario de la película y la producción. Y el espacio es increíble ya que tiene una decoración art decó que automáticamente traslada a todos los huéspedes décadas atrás. Piezas rescatadas del pasado, una iluminación muy especial y una combinación de colores neutra que refleja lujo y exclusividad sin necesitar muchos ornamentos. Al dormir en esta habitación tan singular, en la que se mezcla la realidad con la ficción, uno siente que está dentro de las páginas de una novela de Fitzgerald. Además, en las paredes se pueden ver fotos del autor y también de la película, su obra completa decora las estanterías y también las películas que han llevado a la gran pantalla sus libros, y en vitrinas se puede ver decorado del largometraje, como trofeos, cartas dirigidas a Daisy etc. El hotel Plaza está estrechamente ligado al mundo del cine y son más de 40 películas las que se han rodado entre sus paredes. Y El Gran Gatsby (2993) fue una de ellas, un hotel que el escritor –debido a que pasaba en el hotel largas temporadas junto con su mujer Zelda- incluyó en varios de sus relatos y cuentos. Sin duda, la Suite Fitzgerald es un capricho, una habitación para beber champán, celebrar en su interior y tener unas vistas inmejorables de la ciudad de Nueva York. La mejor opción si se quiere pasar una noche de película en la Gran Manzana.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.