América Norte

América Norte

El Gran Cañón

Una impactante maravilla natural que no te puedes perder

El Parque Nacional del Gran Cañón es una de las siete maravillas naturales del mundo y Patrimonio de la Humanidad. Más de cinco millones de personas lo visitan cada año. Con sus seis mil metros de profundidad en su punto más profundo y hasta 18 millas de ancho en su parte más ancha, el cañón es inmenso y colorido, con paredes verticales y empinadas, y mesetas que sobresalen. Un paisaje inmenso e inspirador, el Gran Cañón abruma nuestros sentidos y nos deja sin aliento por su majestuosidad. Tallado por el río Colorado durante un período de seis millones de años, es uno de los mejores ejemplos de la erosión de tierras áridas en el mundo, con un promedio de 4.000 metros de profundidad por sus 446 kilómetros. También es uno de los biológicamente más diversos, con varios ecosistemas importantes, que van desde los sauces coyote en la orilla del río a modo de jardines colgantes a lo largo de las paredes del cañón a pinos a lo largo de los bordes. El Extremo Sur es la parte más accesible del parque e incluye el histórico Grand Canyon Village, Hermit Road y Desert View Drive. Permanece abierto todo el año y las as elevaciones promedio son en esta parte de 2.134 metros sobre el nivel del mar. Un número mucho menor de personas se acerca al Gran Cañon por el norte. North Rim se encuentra a solo 16 kilómetros a través del cañón desde el borde del sur. Con un promedio de 2.438 metros sobre el nivel del mar, se eleva 305 metros más que la Cuenca del Sur, y debido a su ubicación remota, es mucho menos accesible. El Extremo Norte tiene un acceso limitado y su temporada es más corta. Solo abre desde el 15 de mayo al 15 de octubre de cada año. Incluso con buen tiempo la Cuenca del Norte es mucho más complicada. Hay que conducir unos 354 kilometros en coche por la costa del Sur, o andar 34 kilómetros hasta el otro lado del cañón a través de los senderos del Norte y del Sur Kaibab para llegar allí. La zona interior del cañon incluye todo lo que está en la parte de abajo de las escarpadas paredes verticales. Y los que se adentran en la zona suelen ser excursionistas, mochileros, mulas, ciclistas o los que buscan aventuras  fluviales. El cañón interno es puro desierto con temperaturas a la sombra y en verano de más de 38 ° C. Suelen visitar esta s zonas los más intrépidos y a los que les gustan los deportes de riesgo o simplemente quieren explorar. Bajar el río Colorado puede ser una excursión que n0s llevará días o semanas. Pasando por maravillosos parajes como la confluencia de Havasu Creek con el río Colorado, en la milla del río 157, un lugar popular donde los navegantes se detienen  para admirar el llamativo color azul-verde del agua. El color turquesa se debe a un alto contenido de minerales. En el punto donde el arroyo azul se encuentra con el río Colorado, con su agua turbia, se puede ver a menudo la ruptura. Si todavía no has decidido un destino para pasar tus vacaciones de verano, viaja a los Estados Unidos para conocer esta maravilla natural que te dejará sin aliento. Hay alojamientos y centros de interpretación en el Parque, así como miradores y actividades de todo tipo. Alquila un coche y piérdete. En pareja o con amigos, el Gran Cañón, hay que verlo al menos, una vez en la vida.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.