En la última Edad de Hielo, el área de Lammefjord estaba cubierta por una gruesa capa de hielo que, al derretirse, dejó grandes cantidades de material orgánico. Estos nutrientes y las capas de sedimentos que allí se depositaron convirtieron a esta región en 'la huerta de Dinamarca'. De hecho, los productos que allí se cultivan forman parte de los menús de los mejores restaurantes de Dinamarca, incluido el famoso Noma. Verduras finas y sabrosas que se pueden encontrar en muchas tiendas alrededor de Odsherred.

Esta ciudad se encuentra al norte de la isla de Selandia, a unos cien kilómetros de Copenhague y hogar del Geopark Odsherred, uno de los pocos parques geológicos reconocidos por la Red Internacional de la Unesco en el mundo. Además, su origen glacial lo hace aun más particular. Situado en una península, estar rodeado de mar por tres de sus lados ha permitido observar los diferentes procesos costeros activos posteriores, además de albergar algunas de las mejores playas del país.

Escaparse allí en otoño es más que una buena idea. Es un momento especial porque las granjas están en pleno apogeo, ofreciendo todo tipo de comida y productos locales, así como menús típicos en los restaurantes de la zona. Comida orgánica y paisajes infinitos en una de las regiones más bonitas del norte de Europa que se suman a unos paisajes ondulados y montañosos, enmarcados por 160 kilómetros de costa perfectos para practicar senderismo, montar en bicicleta o tumbarse al sol en las playas de arena blanca.

De épocas como el Neolítico y la Edad de Bronce han quedado vestigios en forma de dólmenes y túmulos, que definen los contornos del paisaje. De hecho, el punto más alto del parque es el impresionante túmulo Vejrhøj, que se encuentra en lo alto de una colina a 121 metros sobre el nivel del mar. Una leyenda dice que a los pies de este hay un dragón melancólico y más de tres huevos de oro.
 De la Edad Media han llegado hasta nuestros días el castillo de Dragsholm, uno de los más antiguos de Dinamarca, que hoy es un precioso hotel, y la iglesia de Fårevejle.

En el siglo XIX, Odsherred y sus hermosos paisajes fueron el escenario de las representaciones de muchísimos pintores. Poco después, en la primera mitad del siglo XX, una colonia de artistas se asentó allí para pintar interpretaciones del paisaje más modernas. Fundaron una de las cuatro colonias de artistas más importantes de Dinamarca, junto a las de Skagen, Fynbo y Bornholm.

El Geopark Odsherred tiene tradición en lo que a pintura paisajística se refiere. Las pinturas de Karl Bovin y otros contemporáneos se pueden ver en el Museo de Arte Odsherreds. Si estás interesado en conocer acerca del movimiento pictórico actual, podrás hacerlo en las Jornadas de Arte de Pentecostés, que incluyen una larga lista de nombres, direcciones y galerías. Los pintores activos, talleres, galerías y artesanos siguen siendo una parte importante fundamental de la ciudad.

Una gran cantidad de experiencias de vacaciones te esperan al noroeste de Selandia, un destino diferente para amantes de la comida orgánica, los paseos y la tranquilidad a la orilla del mar. Disfruta del otoño en Dinamarca.

Más información:
Geopark Odsherred