Europa

Europa

Dormir bajo un mar de hielo

Un fin de semana insólito en Francia

Un sueño reparador en el mayor glaciar francés, una experiencia excepcional que no te puedes perder, a 1.913 metros de altitud. Vas a poder pasar una noche inusual. Alpes Bivouac organiza un fin de semana en el que podrás seguir los pasos de los pioneros con raquetas de nieve, integrarte plenamente en la naturaleza, cenar al calor de una confortable chimenea y disfrutar de este glaciar gigante de 7 kilómetros de largo y 200 metros de espesor. Con vistas a las cumbres de Drus y Grandes Jorasses, por la noche vas a acurrucarte en una cómoda cama dentro de un iglú. Desde Chamonix, solo tienes que subir a bordo del famoso tren de cremallera rojo para descubrir este lugar majestuoso. Pero tranquilo, no estarás solo, un guía experto te acompañará en esta divertida aventura. Un plan perfecto para vivir con tu pareja o con tu grupo de amigos. Los iglús están construidos con nieve natural y tienen capacidad para hasta 6 personas. Incluyen camas aisladas térmicamente y vestidas con cálidas pieles. La iluminación es a la antigua, con velas que dan encanto al conjunto. El fin de semana incluye divertidas actividades. La experiencia comienza en la estación de Montenvers para tomar el tren hasta Mer de Glace. Al llegar te mostrarán los iglús gigantes y a continuación hay una salida con antorchas por encima del glaciar. Con raquetas de nieve y unas vistas impresionantes. Cena y primera noche al abrigo de la nieve. Cómodamente instalado y envuelto en mágicos edredones, a la luz íntima de las velas, la calma y la quietud de la montaña auguran dulces sueños. Por la mañana te sentirás en el paraíso, el amanecer con todo su esplendor solo para tus ojos, la belleza del glaciar y de las montañas te acompañarán en este nuevo día. Después de desayunar vas a visitar las cuevas de hielo de Glacorium y de nuevo el glaciar, la Mer de Glace. Y todo por 124,5 euros, incluidas las comidas y bebidas. Lo más recomendable para este fin de semana tan particular es llevar ropa que puedas utilizar tipo multicapa para no tener ni demasiado calor, para evitar la sudoración, ni demasiado frío. Prendas de Goretex o tipo forro polar y botas adecuadas para la montaña y el frío. Los más frioleros pueden añadir ropa térmica a su equipaje. Las actividades al aire libre en invierno requieren prendas adecuadas. Hay que llevar una mochila de unos 30 litros de capacidad y lo necesario para el aseo personal. Y por supuesto gorro, guantes, gafas de sol y protector solar. No hay que olvidar que vamos a pasar mucho tiempo en la nieve. Y no lleves vaqueros, camisetas de algodón o zapartillas de deporte, no son prendas apropiadas para la ocasión. Disfruta de esta experiencia en la Mer de Glace, uno de los glaciares más fascinantes de Europa. Un viaje a la naturaleza.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.