Europa

Europa

Dormir en un ayuntamiento londinense

Town Hall Hotel & Apartments, de ayuntamiento a hotel de cinco estrellas

Londres es una ciudad tan ecléctica como cosmopolita y esta es, quizás, la principal razón por la cual en la ciudad podemos encontrar todo tipo de hoteles, cada uno más singular que el anterior. Si a ello se le suma que salir a cualquiera de sus calles significa sumergirse de lleno en el espíritu british tan característico de sus comercios, edificios y habitantes, resulta un tándem perfecto. Alojarse en la capital británica siempre es una buena opción, pero aquellos que quieran hacerlo de la forma más original posible, encontrarán la respuesta en el Town Hall Hotel & Apartments. Este alojamiento de cinco estrellas conserva intacta una elegancia que ha perdurado con el paso de los siglos. Está situado en el vibrante y animado East End londinense, a solo cinco minutos a pie de la estación de metro de Bethnal Green. Este hotel ha sido el escenario de varias películas debido a su imponente exterior y a su no menos extraordinario interior, por lo que puede que las fotografías te sean familiares. Algunos largometrajes que se han rodado en el Town Hall son Lock & Stock (1998), Snatch: cerdos y diamantes (2000) y En el límite del amor (2008), El edificio que alberga el Town Hall Hotel no cuenta una sola historia, sino que narra una infinidad de ellas, empezando por las que ha visto en la realidad y también en la ficción. Y no es para menos, puesto que sus espacios se prestan a crear un nuevo relato cada vez que alguien hace el check in en su recepción. Sus escaleras de mármol, sus vidrieras, sus lujosos muebles combinados con los detalles en madera de siglos pasados, su fachada neoclásica y su armonía general resultan sorprendentes. Hasta tal punto que le han valido varios premios y reconocimientos internacionales. Cuenta con 80 habitaciones y apartamentos, todos ellos espaciosos independientemente de su categoría: suites, apartamentos o habitaciones estándar. Cada una está decorada de una manera distinta, con detalles únicos y piezas de mobiliario clásicas que encajan a la perfección. El llamativo estilo art decó se combina con elementos modernos y materiales neutros como el cristal o los muebles en tonos blancos. A la hora de restaurar el ayuntamiento se tuvo especial cuidado de respetar las señas de identidad del edificio, que data de 1910. Sin duda, la estancia más espectacular es la suite Montfort, que ocupa un gran espacio de más de 150 metros cuadrados dividido en dos niveles. Está pensada para varias personas, con tres baños, un jacuzzi, una gran televisión, unos cuantos armarios y, por supuesto, una cama de ensueño. Su restaurante, Viajante, tiene una estrella Michelin e infinidad de propuestas gourmet que sorprenderán a los paladares de todos los gustos. Mientras que The Corner Room, más informal pero igual de selecto, es un bistró en el que se pueden degustar platos al estilo brasería. Elijas la opción que elijas, para terminar la velada o comenzar la tarde con buen pie, es recomendable pasar por el bar del hotel, en el que se sirven unos cócteles que merece la pena probar, desde las combinaciones más clásicas hasta bebidas innovadoras y modernas. Además, los huéspedes pueden hacer uso de su piscina interior, que durante el día se ilumina con la luz natural que entra a través del tejado, y también del gimnasio, con instalaciones pensadas para desconectar del ritmo urbano. Para realizar eventos y reuniones, su antigua Cámara del Consejo, es idónea. El Town Hall Hotel & Apartments es uno de los hoteles más codiciados por caprichosos y turistas sibaritas, su carácter europeo y nacionalidad le convierten en una opción factible para una escapada de fin de semana, ¿te animas a dormir en un antiguo ayuntamiento?

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.