REDESCUBRIR EL BAJO MANHATTAN

REDESCUBRIR EL BAJO MANHATTAN

Descubre este otoño lo último de lo último en Nueva York

El Bajo Manhattan se ha convertido en el distrito de moda en Nueva York. Emerge más fuerte que nunca y acoge lugares que no puedes dejar de visitar. Además, te damos claves para 'estrenar' la ciudad de los Rascacielos.

Tras los trágicos acontecimientos que marcaron a la ciudad de Nueva York aquel 11 de septiembre, el Bajo Manhattan o Lower Manhattan renace de sus cenizas y se convierte en un destino imprescindible en la ciudad. En Lower Manhattan hay nuevas atracciones, nuevos hoteles, nuevos resturantes y nuevos centros comerciales. Lugares de interés como la Iglesia de la Trinidad, el Federal Hall, Wall Street y el 9/11 Memorial & Museum están separados por siglos de historia, pero tienen un impacto emocional innegable. Lower Manhattan es ahora uno de esos distritos que no podemos dejar de visitar.

La joya de la Corona es, sin duda, la torre de 541 metros de altura del One World Trade Center, el edificio más alto en el oeste del hemisferio y que alberga el One World Observatory, que abrió sus puertas en mayo de 2015 y que se ha convertido ya en uno de los must de la ciudad. Tanto si conocias las Torres Gemelas, coo si no, esta es una parada imprescindible en Nueva York. El Observatorio es un espectáculo y un homenaje a la ciudad. Como curiosidad, al comprar tu entrada entras a formar parte del show, porque tu país estará representado en el hall. Así vas a saber que nacionalidades han visitado la torre el mismo día que tu. Además, para homenajear el decimoquinto aniversario de los ataques del 11 de septiembre, el National September 11 Memorial & Museum inaugura una nueva exposición, Rendering the Unthinkable: Artists Respond to 9/11, el 12 de septiembre.

El SeaGlass Carousel, es otra de las atracciones de la zona. Un tiovivo que simula una pecera en Battery Park, así como la ampliación del Ellis Island National Museum of Immigration en New York Harbor. Un poco más de la historia de la ciudad de los rascacielos.

A tan solo un viaje en ferry desde Lower Manhattan, podemos visitar Governors Island, con un centro cultural y educacional y la apertura de The Hills, cuatro colinas artificiales que nos proporcionaran unas vistas incomparables del skyline, y donde se encuentra el tobogán más alto de la ciudad. Y si dispones de pocos días y quieres ver de cerca la Estatua de la Libertad pero sin detenerte, puede tomar el servicio gratuito de ferry de Staten Island que funciona cada 30 minutos, siete días a la semana, entre Lower Manhattan y Staten Island.

En esta zona de la ciudad hay una amplia oferta de hoteles. La arquitectura histórica victoriana se combina con el lujo moderno en The Beekman, de 287 habitaciones, que incluyen suites en áticos y un original claustro de cristal de nueve pisos de altura. El lujoso Four Seasons New York Downtown, con 189 habitaciones y suites, situado a una manzana del World Trade Center con un spa urbano, y un nuevo restaurante, llamado CUT y dirigido por Wolfgang Puck, son solo algunos de ellos.

Y si lo tuyo son las compras, Fulton Center ofrece una gran variedad de productos hechos a mano de marcas como NYS Collection, Moleskine y Tiecoon. A lo largo de la ribera del río Hudson en Brookfield Place encontrarás las marcas más lujosas. El complejo comercial Westfield World Trade Center acaba de abrir con alrededor de 60 tiendas, y con previsión de abrir 40 tiendas más.

Nueva York es la ciudad número uno en el mundo, en eso estamos todos de acuerdo, y también es número uno es gastronomía. Aquí se dan cita todas las tendencias y también los chefs de renombre internacional. Y Lower Manhattan no se iba a quedar atrás.

Wolfgang Puck abrirá su premiado CUT by Wolfgang Puck en el Four Seasons New York Downton, su primer restaurante en la ciudad. En The Beekman, un hotel de la cadena Thompson, el chef Tom Colicchio abrirá su restaurante de firma Fowler & Wells. El famoso chef John-Georges Vongerichten planea abrir un mercado de pescados y un restaurante en el Pier 17 en South Street Seaport en 2017. Además, David Chand planea la apertura de un nuevo concepto dinámico en la misma ubicación.

Pero si quieres comer o cenar, hay mucho más. En Brookflied Place, los visitantes pueden recorrer un mercado de inspiración francesa en Le District, que ofrece tres restaurantes y cuatro zonas donde se venden carnes de calidad, quesos, panes y mucho más. Subiendo las escaleras desde Le District el Hudson Eats, sirve platos populares de los principales lugares de la ciudad, incluyendo Mighty Quinn’s Barbeque y la tienda de bocadillos Num Pang. Otro principal, Shake Shack, ha abierto recientemente en el Fulton Center.

No te puedes perder tampoco el nuevo mercado italiano Eataly NYC Downtown, con degustaciones, un restaurante inspirado en el Sur de Italia, una panadería, un café-bar italiano y mucho más. Y Pier A Harbor House, en Battery Park una antigua sala de inmigración reconvertida en un restaurante y cervecería, con vistas a la Estatua de la Libertad.

Y en cuanto al transporte, el World Trade Center Transportation Hub que fue terminado en mayo, nos conecta con 11 líneas de metro, así como a los trenes PATH con destino a Nueva Jersey, Battery Park City Terminal de Ferry, Brookfield Place y el complejo del World Trade Center. Este es un itercambiador subterráneo que se extiende entre Brookfield y Fulton Center. Un centro de transporte de vanguardia ubicado bajo el Oculus, diseñado por arquitecto español Santiago Calatrava, por el que pasan unos 200.000 viajeros diarios y que alberga el centro comercial Westfield World Trade Center.

Más información:
Lower Manhattan

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 09/09/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.