Europa

Europa

Cochem, una ciudad custodiada por un castillo

Un valle de Renania, una gran colina y un casco antiguo con casas entramadas

¿Alguna vez has montado una maqueta? Seguro que sí has visto en más de una ocasión cajas llenas de piezas listas para pegarse, unirse y dar forma a edificios, estaciones, fuentes e incluso una ciudad entera. Si nos dieran a elegir las piezas que queremos para montar nuestro pueblecito ideal, escogeríamos tejados de pizarra, maderas para las fachadas y algún que otro detalle colorido. La ciudad de Cochem parece directamente sacada de una caja. Si en vez de tratarse de un pueblo real alguien nos afirmara que se trata de una localidad diseñada para ser una maqueta, nos lo creeríamos. Lo primero que llama la atención de Cochem es, por supuesto, su castillo. Todo el pueblo está orquestado alrededor del río Mosela, por lo que el paisaje es espectacular y en conjunto el valle en el que está situado es verde y lleno de vegetación. Se encuentra en el estado federado de Renania-Palatinado, en el oeste de Alemania. Y además de por su historia, la ciudad es conocida fuera y dentro de las fronteras alemanas por los vinos que se producen en la región, de gran calidad. Por este motivo, si el tiempo lo permite, merece la pena conocer Cochem andando y alquilar bicicletas para acercarse a los puntos cercanos de interés. Esta opción puede ser interesante para hacer algo de deporte y pasar un buen rato en familia o entre amigos. El castillo, o Reichsburg, tiene casi mil años de historia y está situado en lo alto de una colina, custodiando todo el pueblo. Desde él se tienen unas vistas espectaculares y su estilo gótico tardío es muy llamativo, sobre todo teniendo en cuenta que está en medio de la naturaleza y sus torres y almenas se alzan a casi 100 metros por encima del río. Su interior se puede conocer a través de visitas guiadas, aunque también ofrecen folletos para conocer toda su historia en distintos idiomas, ya que no hay guías en español. El casco antiguo de Cochem merece también un paseo, está rodeado por murallas medievales y en su interior podemos encontrar iglesias como la de San Martín y un antiguo monasterio capuchino que data de principios del siglo XVII y ahora se utiliza como centro cultural de la ciudad. La plaza del mercado acoge el ayuntamiento de estilo barroco y su estampa es única gracias a sus casas entramadas. Un poco más alejado de este punto, pero no de manera excesiva, está un molina de mostaza que se construyó en el año 1810 y se puede visitar también. Los amantes de la naturaleza y aquellos que busquen un poco de relax sin nada en qué pensar ni preocupaciones pueden apuntarse a uno de los cruceros que recorren el río Mosela. Desde el barco se ven paisajes increíbles que invitan a ser retratados con cualquier cámara que se tenga a mano. Cochem es una ciudad pintoresca, interesante y con multitud de ofertas de ocio.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.