INGENIERÍA POSMODERNA

INGENIERÍA POSMODERNA

Changi, uno de los mejores aeropuertos del mundo

Es moderno, está a 20 kilómetros del centro de Singapur y cuenta con todas las comodidades imaginables. Así es un aeropuerto que se ha convertido en todo un reclamo por sí mismo.

Los aeropuertos son lugares de paso. Sitios en los que todo el mundo va y viene, pero nadie se queda a no ser que ocurra algún imprevisto. Su ritmo a veces es frenético y en ocasiones, cuando todo funciona correctamente y no hay retrasos ni problemas de tiempo, es tranquilo y pausado. Se puede hacer últimas compras, aprovechar para cargar el móvil, despedirse de la familia o llamar para que vengan a buscarnos o echar una cabezadita en lo que salen las maletas o nuestro vuelo. Hay quienes a lo largo del año emplean muchas horas de su tiempo en estos lugares tan peculiares.

Los aeropuertos hacen la función de hogar para hombres de negocios y viajeros incansables a partes iguales. Pero, unos más grandes y otros de menor tamaño, suelen pasar desapercibidos. No es que les hagamos de menos, sino que simplemente los concebimos como lugares de espera, de bienvenida o despedida, nada más. Es difícil acordarse de un aeropuerto en particular si no viajamos a él con relativa frecuencia. Todos suelen tener suelos parecidos de moqueta, asientos similares, un dutty free con las mismas ofertas, las mismas cadenas de restaurantes, áreas de conexión wifi, cristaleras a través de las cuales vemos despegar a los aviones y controles de policía.

Así que, ¿qué es lo que hace especial a un aeropuerto? Para encontrar esa diferenciación hay que fijarse en Changi, considerado como uno de los mejores aeropuertos del mundo. Está en Singapur y sus instalaciones maravillan a todo tipo de viajeros, independientemente de la edad que estos tengan.

El aeropuerto de Changi (SIN) es sinónimo de modernidad, limpieza y comodidad. Un ejemplo a seguir para el resto de aeropuertos que quieran hacer que los viajeros vuelvan una y otra vez a ellos. Tiene piscina, duchas, ordenadores con acceso gratuito a internet, zonas ajardinadas, asientos reclinables por si te ves obligado a pasar la noche en él e incluso un cine. Una serie de comodidades que harán que te de pena moverte de él y estés deseando regresar. Cuando planeamos un viaje, la experiencia comienza desde que salimos de casa hasta que volvemos a regresar a ella, no únicamente son las vivencias que acumulemos en el lugar de destino. Por lo que si el recorrido incluye pasar por el aeropuerto de Changi, estamos seguros de que será todo un éxito.

En la terraza cuenta con una piscina, también tiene amplios espacios repletos de vegetación entre los que se encuentran plantas como orquídeas, cactus, girasoles e incluso cientos de mariposas que son un espectáculo. Los más pequeños, que son quienes peor suelen llevar las esperas en los aeropuertos, pueden entretenerse en la zona de dibujo donde se imparten talleres o bien jugando en sus decenas de toboganes mientras los más mayores comen en sus más de 100 restaurantes, con todo tipo de comida. Cada uno emplea su tiempo en lo que más le apetezca: escuchando música en vivo, yendo al gimnasio o viendo una película en su cine.

Lo cierto es que el tiempo que se pasa en el Aeropuerto Internacional de Changi no es tiempo perdido. Se encuentra a unos 20 kilómetros al noroeste del centro de Singapur y resulta una buena carta de presentación de la ciudad. Pero no solo es excelente por los servicios que ofrece sino también por el rigor que se sigue a la hora de pasar los controles de inmigración y la rapidez con la que se efectúan todos los trámites.

 

Marta Combarros | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.