Europa

Europa

Una cama de hielo y nieve y una manta de piel de reno

Una habitación de hielo, un hotel de hielo, una aventura en el hielo en Noruega

El pequeño pueblo de Kirkenes al norte de Noruega, cerca de la frontera con Rusia es conocido como la capital de la región de Barents y también como la puerta de entrada hacia el este. Kirkenes está situado entre dos zonas horarias, la de Helsinki y la de Moscú. En este punto geográfico se habla en noruego, en finlandés, en sami y en ruso. Un pequeño pueblo minero donde encontraremos sobretodo, mucha nieve y mucho hielo. Kirkenes es el lugar ideal para acercarnos a la cultura sami, realizar safaris en moto de nieve o hacer excursiones en trineos de perros. Y por supuesto uno de los mejores lugares para buscar algo maravilloso que nos regala la naturaleza, las increíbles auroras boreales. Y en este escenario, un curioso hotel se construye partiendo de cero todos los años: El Kirkenes Snow Hotel. Un hotel que este año ofrece más de 40 habitaciones, un bar y una capilla. Pero no os hemos comentado lo más sorprendente, y es que todo el hotel está hecho de hielo y de nieve. Como lo oyes. Por ese motivo es necesario construirlo cada año. Se emplean cerca de 15 toneladas de hielo para volver a poner en pie el bar del hotel y las suites. Sin duda es una opción de vacaciones muy sorprendente. La decoración de las paredes de todas las habitaciones está hecha con nieve, son esculturas de nieve, auténticas obras de arte que modelan cada año artistas locales. También podrás ver en el hotel maravillosas esculturas hechas con hielo. Y puedes elegir entre camas king size o queen size. Todas las habitaciones son diferentes y amplias tipo suite y muy acogedoras. No tengas miedo porque aunque todo esta hecho de hielo, las camas son calentitas y muy cómodas, una piel de reno te protegerá del frío y en el edificio de al lado dispones de duchas con agua caliente y servicios. En la parte superior del colchón hay una capa de aislamiento térmico adicional. También se puede usar un saco de dormir adicional. Y una cosa más, la temperatura en el interior de la habitación y del resto del hotel es de menos -4ª C bajo cero. La estancia en el Kirkenes Snow Hotel es una aventura, pero para toda la vida. El hotel ofrece además la posibilidad de despertarte para que veas la aurora boreal. Y para coger fuerzas, además del bar, hay tres restaurantes. El Høyloftet con una ventana panorámica, que ofrece una impresionante vista del fiordo, el restaurante Bingen para desayunar y cenar, y el restaurante Gabba que es como un refugio tradicional sami, con bancos de madera y un fuego para calentarse. Y lo más divertido, ¿por qué no embarcarse en un safari para capturar, preparar y comer el cangrejo rey en el mar de Barents? Atrévete porque es la actividad estrella. Un pescador experimentado te llevará de pesca. Necesitará tu ayuda para tirar las jaulas para capturar al cangrejo rey en las profundidades. La ropa y el equipo de protección te los proporcionan in situ. No es recomendable dormir en el Kirkenes Snow Hotel si padeces de claustrofobia y tampoco se pueden alojar los menores de 7 años. Si quieres unas vacaciones diferentes, emocionantes y heladas, no dejes de viajar a Noruega. Abierto desde el 20 de diciembre y hasta el 20 de abril. No olvides reservar con tiempo. No todos los días puede uno dormir en una habitación de hielo.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.