ESTADOS UNIDOS

ESTADOS UNIDOS

El acuario más grande del mundo está en Atlanta

Entramos en el Acuario de Georgia, con más de 30 millones de litros de agua en los que viven hasta 9 ballenas.

El Estado norteamericano de Georgia posee alrededor de 160 kilómetros de costa. Sin embargo, no es en este amplio tramo de ribera atlántica donde se encuentra su mayor diversidad en cuanto a fauna marina. Aunque suene extraño, ese punto tenemos que encontrarlo varios cientos de kilómetros en el interior del continente, concretamente en el número 225 de Baker Street, en pleno centro de la ciudad de Atlanta.

Es ahí donde se encuentra el Acuario de Georgia, que con sus 30 millones de litros de agua es el más grande del mundo, por delante de los de Singapur, Dubai u Okinawa (Japón). Eso sí, no se trata de un único tanque, puesto que esa cantidad de agua se divide tanto en zonas de agua dulce como salada.

El acuario forma parte de una de las zonas de ocio más populares de la ciudad: el Centennial Olympic Park, junto a otros grandes enclaves como el que repasa el universo de Coca-Cola, la firma de refrescos que precisamente tiene su sede allí en Atlanta, así como uno de los centros de la CNN o el Palacio de Congresos.

Una de las claves de su éxito entre los pequeños es la posibilidad de interactuar directamente con los animales. El acuario posee cinco ejemplares de ballenas beluga (dos traídas desde México y, el resto, del acuario de Nueva York), y con ellas es posible nadar, tocarlas, verlas alimentarse... Pero no son las únicas del acuario, pues allí también viven cuatro ballenas tiburón, traídas de Taiwán y que son las únicas del mundo en ser expuestas fuera de Asia.

Ellas no se tocan, pero sí los cangrejos herradura, una especie que ha existido por más de 200 millones de años (también hay infinidad de tortugas e incluso cocodrilos). No son tan espectaculares como las mantarrayas (el acuario posee dos, una de procedencia australiana y otra de Florida), pero sigue siendo una experiencia única.

Al tratarse de un edificio de reciente construcción (abrió sus puertas en noviembre de 2005), es mucho más que la simple exposición de los animales. El Acuario de Georgia cuenta con un teatro y, además, alberga el arrecife de coral más grande existente dentro de una infraestructura creada por el hombre. Verlo es espectacular, pues conviven cientos de especies de flora y fauna de mil colores, creando una imagen irrepetible.

Una de las actividades que más éxito tienen entre los niños es la posibilidad de dormir junto a las ballenas. No es broma. Una vez que el Acuario ha cerrado sus puertas, unos pocos privilegiados pueden desenrollar sus sacos de dormir y ‘acampar’ junto al tanque, como auténticos exploradores de los océanos. También se ofrece a grupos de jóvenes y adultos, en un plan que se completa con el visionado de películas y documentales sobre fauna marina.

Los que no puedan quedarse a dormir, siempre tienen la opción de participar de los programas de interacción con delfines, pingüinos o incluso nutrias marinas. Esta última actividad es única en el mundo y dura 40 minutos, tiempo en el que los biólogos del acuario nos acercan todos los secretos de estos animales.

Visitar Atlanta y no acercarse al Acuario de Georgia es una oportunidad perdida, porque pocas veces tendremos la ocasión de disfrutar en familia de una experiencia tan completa con la fauna marina más impactante. De hecho, para abrir boca, siempre podemos conectarnos a las webcam que el centro tiene en su web, en la que nos muestra qué está pasando en todo momento en los principales tanques: el de las ballenas beluga y el de los tiburones ballena. Si verlo en el ordenador ya impacta, en persona, es indescriptible.

Sergio Cabrera | Madrid
| 21/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.