'Slow Travel' es una de las formas de viajar que más está de moda en los últimos tiempos. Por ese mismo motivo, hemos querido presentártelo de manera personal para que entres en esta nueva forma de conocer el mundo tan especial y única. ¿Estás dispuesto a adentrarte en una aventura sin igual?

¿En qué consiste el 'Slow Travel'?

Es algo complicado de definir, pero hay que dejar claro que no surge de una traducción literal del inglés. Es decir, no se trata de viajar de una manera más lenta o que se toma más tiempo en llegar de un destino a otro. Ambas ideas pueden llegar a estar estrechamente relacionadas, pero tenemos que aclarar que no es lo mismo.

Este 'slow travel' se trata nada más y nada menos que un estado mental. Pretenden primar las experiencias sobre los paisajes o, incluso, los monumentos. Es hora de rechazar todo tipo de idea de “turismo en masa” para sustituirla de lugares donde prime el contacto con la gente, las costumbres, las tradiciones y las historias. Puedes disfrutar de una fiesta local en Zimbaue o marcharte a ver las cataratas Victoria. ¡Todo un número de posibilidades!

Slow travel | Pxhere

Consejos a seguir para practicar el 'slow travel'

De manera primordial, debes encarar este viaje para vivirlo de una manera completamente relajada. Vamos, ¡como si fueras uno de allí! Debes mimetizarte y adaptarte a su forma de vida. De esta manera, tendrás una oportunidad para conocerte aún más a ti mismo y, sobre todo, las verdaderas prioridades diarias que necesitarás a lo largo del viaje. De esta manera, deberás equilibrar bastante tu itinerario, dejando al margen cualquier tipo de imprevisto.

Por supuesto, trata de hacer las menos visitas posibles, con el fin de experimentar muchísimo más. En el 'slow travel', menos es siempre más. Por ese mismo motivo, trata de contemplar el mundo sin una cámara fotográfica o un móvil a tu lado. ¡Disfruta de lo que estás viendo! Porque esos instantes no los olvidarás nunca más.

En tu 'slow-travel' puedes aportar a la comunidad en la que convivas. Por eso, una opción es quedarte en un lugar el tiempo que creas necesario para poder intercambiar una serie de experiencias con su gente. Eso de aportar no tiene por qué ser material, sino que puede ser a través de experiencias, forma de vida, ¡y hasta idioma!

Slow travel | Pxhere

¿Qué destinos son idóneos para el 'slow travel'?

En realidad, cualquier destino del mundo es verdaderamente apto para practicar esta forma de viajar. Bien es cierto que en algunos sitios es mucho más sencillo lograr abstraerse de todo y ser todo un 'slow traveller'. Nosotros podemos ofrecerte una serie de ideas: Desde las Montañas de Cardamomo en Camboya, hasta realizar una ruta en autocaravana por Australia pasando por las Montañas Simien (Etiopía), las comunidades indígenas Salta y Jujuy (Argentina) e, incluso, la Isla de Ameland (Holanda). Cualquiera de estos lugares puede ser idóneo para que te adentres, de lleno, a esta forma tan ecológica para viajar y descubrirte a ti mismo como nunca.