Seguro que te interesa

Los 14 monumentos más amenazados de Europa

San Francisco, el tesoro de California

San Francisco

Algunos estudios aseguran que existe un 90% de posibilidades de que San Francisco sufra un gran terremoto en los próximos treinta años. Se trataría del llamado Big One, un seísmo de grandes proporciones provocado por la falla de San Andrés sobre la que se asienta la ciudad y que superaría en capacidad de destrucción al terremoto de magnitud 7,5 que, a principios del siglo XX, arrasó la ciudad. El terremoto podría provocar hasta 15.000 muertos, arrasar por completo la ciudad y afectar gravemente a otras localidades cercanas, como San Diego.

Imagen no disponible | Montaje

Nápoles


El Vesubio, volcán a cuyos pies se encuentra Nápoles, ha estado inactivo desde 1944, el periodo en el que ha estado más calmado los últimos 500 años. Los vulcanólogos aseguran que, cuanto más tiempo esté sin erupcionar, el peligro de que en el futuro lo haga con más violencia es mayor. En el año 2001, el magma fue detectado a sólo 10 kilómetros de la superficie. Los expertos aseguran que fuerza de una futura explosión sería devastadora en un radio de 12 kilómetros, y que afectaría incluso a la resistencia de los edificios antisísmicos, con lo que Nápoles sería arrasada.

Imagen no disponible | Montaje

Ciudad de México


Cada año, la capital mexicana se hunde 10 centímetros, que pueden ser imperceptibles a simple vista, pero en los últimos diez años el hundimiento suma un metro, y en todo el siglo pasado fueron 10. La catedral ha descendido un total de 12,5 metros en cien años, y en algunas zonas de la ciudad existen registros de hundimientos de hasta 40 centímetros anuales. La principal causa obedece a la sobreexplotación de los acuíferos. El 72% del consumo de agua se extrae de esos acuíferos subterráneos, y sólo la mitad se recupera de nuevo gracias a las lluvias, que no logran penetrar hasta los mantos subterráneos porque las estructuras desarrolladas por el hombre crean impermeabilidad.

Imagen no disponible | Montaje

Dacca

La capital de Bangladeh vive bajo la amenaza de ser tragada por las aguas. El país está considerado el tercer país del mundo más susceptible de sufrir las consecuencias de un aumento del nivel del mar por causa del cambio climático, ya que el 80% de su territorio no supera los 12 metros de altura sobre dicho límite. Los expertos aseguran que el país sufrirá de aquí a 2100 una subida del nivel del mar de al menos 59 cm, lo que provocará la desaparición de algunas zonas del mismo, entre ellas la ciudad de Dacca. Además, la ciudad podría ser golpeada en un futuro no muy lejano por un terremoto de magnitud 7 y por su posterior tsunami con consecuencias devastadoras.

Imagen no disponible | Montaje

Tombuctú 


Situada en la República de Mali, Tombuctú fue fundada por tuaregs en el año 1100. Pero hoy está amenazada por la desertificación. La temperatura ha subido en las últimas décadas 1,4ºC, y se espera que lo haga aún más, al tiempo que la arena, traída por un abrasador viento llamado harmattan, penetra varios metros anuales en sus calles. Algunas zonas ya están parcialmente cubiertas, y la Unesco advierte del riesgo de que la ciudad acabe engullida por la arena.

Imagen no disponible | Montaje

Venecia


La ciudad de los canales se hunde a un ritmo de cuatro milímetros anuales, lo que significa que en los próximos años el nivel del agua habrá aumentado hasta cuatro centímetros. Pero la cosa es susceptible de empeorar. Los estudios aseguran que las zonas que más se hunden están situadas junto a los canales, y que las olas generadas por el tráfico de embarcaciones contribuyen a erosionar sus paredes y los cimientos de los edificios. En 2100 el nivel del agua podría aumentar varios metros, lo que implicaría su desaparición.

Imagen no disponible | Montaje

Seguro que te interesa

Dónde comer la mejor pizza en Nápoles

Tras los pasos de Frida Kahlo en Ciudad de México