Accattone, Pier Paolo Pasolini

Esta película rodada en 1961 tal vez no nos muestre la Roma más monumental, pero es una ventana desde la que observar cómo era la vida en los sesenta en los barrios marginales de la capital italiana. El maestro Pasolini cuenta la historia de Accattone, un proxeneta de los suburbios que solo mira por sí mismo. Pasolini nos muestra la Italia de la ropa colgando de los balcones y ventanas, que tanto nos recuerda a la España de mediados de siglo XX:

Tíber | All Free Photos

To Rome with Love, Woodie Allen

Woodie Allen rinde homenaje a la ciudad de Rómulo y Remo con esta cinta en la que nos cuenta diferentes historias, entrelazadas de algún modo. Son cuatro historias paralelas: la de Jack, Jerry, Leopoldo y la de Antonio. Esta comedia romántica nos mostrará la parte más deseable de Roma, de la mano de un reparto muy especial entre el que encontramos a intérpretes como: Greta Gerwig, Helen Page, el mismo Allen, Penélope Cruz o Fabio Armiliato.

Vacaciones en Roma, William Wyler

En 1953 Audrey Hepburm y Gregory Peck protagonizaron una de las cintas más entrañables del siglo XX. Una princesa que quería vero Roma y vivirla como una persona normal. Un reportero estadounidense en busca de una exclusiva. Ambos se encuentran y empiezan una aventura en la que descubren Roma. No podemos olvidar esas imágenes de los dos montados en una vespa por las calles adoquinadas de la ciudad eterna.

Fontana de Trevi | Pixabay

La Dolce Vita, Federico Fellini

Hayamos visto o no alguna vez esta película, todos tenemos grabada en la retina la escena en la que una despampanante Anita Ekberg se baña en la Fontana di Trevi. Si aún nos has visto esta obra maestra del séptimo arte, estos días es el momento adecuado de conocer esta historia cinematográfica. La trama está organizada en diferentes episodios, alejándose así de la estructura tradicional. La cinta nos permite asomarnos a lo que ocurre durante las noches y mañanas a lo largo de la Via Veneto de Roma

When in Rome, Mark Steven Johnson

Esta comedia romántica estadounidense protagonizada por Kristen Bell y Josh Duhamel, es una de las películas comerciales más idóneas para pasearse por Roma desde el sofá. Aunque la trama no sea nada del otro mundo, lo que merece la pena son los fotogramas de la bellísima capital italiana. Además, nos aseguramos un buen rato y hacer más soportable la idea de estar en casa.