Es muy difícil llegar a conseguir el sitio idóneo para cualquier persona, puesto que todos tenemos nuestros gustos y preferencias. De ahí el conocido refrán que versa “sobre gustos no hay nada escrito”. ¡Pues este es un clarísimo ejemplo! Con lo cual, partiendo de esta base, vamos a tratar de descubrir cuál es el mejor asiento de avión acorde a tus preferencias.

Para empezar, tenemos que tener en cuenta las prioridades de todos y cada uno de los viajeros. Cuando hablamos de “mejor asiento en el avión” ¿a qué nos referimos? ¿Al más cómodo, tranquilo, barato o seguro? Para cada uno puede ser una cosa diferente. Por ese mismo motivo, a continuación encontrarás ciertas claves esenciales para poder hacer frente a esta compleja elección.

Por ejemplo, una opción rápida es ver cómo es el propio avión. Existen un gran número de paginas donde puedes poner los datos de tu vuelo, cuál es el modelo de la aeronave y, por ende, conocer el propio plano de la cabina, así como la disposición de los viajeros. Además, por si fuera poco, ¡descubrirás reseñas de otros viajeros! Que podrán ayudarte mucho a la hora de elegir tu asiento, además de dejarte claro cuáles son los peores por cuestión de espacio, conexiones USB, entretenimiento, etc. ¡Muchos factores!

Asientos avión | Pixabay

Necesito comodidad

Esto es algo que, entre otras personas, buscan las personas altas. Necesitan espacio para sus piernas o, incluso, reclinar el respaldo. ¿Cuáles son los mejores asientos para esto? Muy fácil, los que se encuentran junto a las salidas de emergencia o, incluso, en las primeras filas de todas y cada una de las secciones. Bien es cierto que la de emergencia suele tener coste adicional pero debes estar muy atento porque si nadie la ha comprado, podrás adquirirla de manera completamente gratuita.

Eso sí, debes tener en cuenta un dato muy importante: En caso de evacuación, tendrás como papel ayudar a abrir la puerta. Los más incómodos y que deberías evitar si es posible son los que están justo en la última fila y, por supuesto, los que están justo delante de la puerta de emergencia. ¡En ninguna de las dos opciones podrás reclinar tu asiento!

Busco silencio

O, al menos, tener un viaje lo menos ruidoso posible, también tienes una opción: Las filas de la parte de la delantera. De esta manera, apenas podrás percibir los ruidos de los motores. Eso sí, debes tener en cuenta que si el viaje es nocturno, podrá molestarte un poco el movimiento a la cocina. Además, a tener en cuenta es que los asientos de pasillo son más silenciosos que los que están situados en ventanilla.

Quiero tranquilidad

Lo más cómodo, como es de esperar, es el asiento junto a la ventana. No tendrás que ser molestado por nadie y podrás descansar en todo momento apoyando tu cabeza junto a la ventanilla. Eso es absolutamente ideal, sobre todo, para los vuelos nocturnos. No tendrás que soportar, además, los paseos al baño. Además, tu mejor opción es estar situado en la parte del medio del avión, ya que los baños se sitúan a ambos extremos.

Volar cómodo | Pixabay

¡Quiero el asiento más seguro!

Esta es una de las cuestiones más difíciles de determinar en todo momento, ya que es complicado conocer este dato con certeza. Eso sí, recientemente la revista 'Time' realizó un estudio de lo más interesante. Quiso analizar un total de 17 accidentes de avión que tenía tanto supervivientes como víctimas mortales. Así pues, descubrieron que los viajeros que sufrieron menos daños eran los que viajaban en la parte trasera. ¡Lo que lees! Por si fuera poco, los que tienen un bajo riesgo de mortalidad estaban ubicados en medio de la fila, es decir, entre la ventanilla y el propio pasillo.

¿Dónde puedo evitar más las turbulencias?

Es evidente que para muchos viajeros, las turbulencias se convierten en una tortura y quieren evitarlas a toda costa. No tienen riesgo alguno pero no hay que negar que se trata de una auténtica incomodidad. ¿Qué podemos hacer para que sean lo menos perceptibles posible? Muy fácil. Sentarse en un lugar cerca de las alas. De esta manera, las sacudidas no serán tan palpables como ocurre en la parte delantera y, sobre todo, en la trasera.

Deseo desembarcar rápido

Parece obvio pero es muy a tener en cuenta. Cuando llegas al destino y el avión está parado, es muy pesado esperar un buen tiempo para que el resto de viajeros salgan de él. Con lo cual, es indispensable que cojas un asiento que se ubique lo más cerca posible de la cabina, ya que normalmente el desembarque se realiza en la parte delantera del avión. Esta sería una gran opción para ti, ¡sin lugar a dudas!