Han pasado diez años desde que llegara a nuestras vidas Tuenti. Era 2006 y nacía la red social que llegaría a ser líder en España. Precisamente, en el décimo año de su aniversario, su final está más cerca que nunca.

Si bien el planteamiento de Tuenti como red social había desaparecido ya desde que Telefónica se hiciera con el 100% de la compañía en 2013 y la convirtiera en un operador móvil virtual (OMV), es ahora cuando trabaja en bajar su persiana definitivamente, según adelantó El Confidencial.

Pese a todo, Tuenti insiste en un comunicado que no echa el cierre como empresa, sino que se trata de reformular su modelo de negocio: clausurar la red social para centrarse como OMV.

"Tuenti no cierra. La compañía tiene mejores resultados de negocio que nunca. Mientras que en 2011 la mayor parte de los ingresos provenía de publicidad de la red social en España, en el año 2013, más del 75% de sus ingresos era ya fruto de la operación de telefonía móvil, no solo en nuestro país, sino internacionalmente", explica un portavoz de Tuenti.

La empresa sí confirma que está repensando sus productos para simplificar la experiencia del usuario, "eliminando lo que no se utiliza tanto" (léase, la red social).

"En este sentido, estamos trabajando en un rediseño que facilitará que los antiguos usuarios de red social puedan acceder a sus fotos y puedan descargarlas en un archivo ZIP. Es parte de lo que queremos hacer, devolverles lo que es suyo", finalizan.