Solemos pensar que podemos controlar nosotros mismos nuestra propia reputación online, pero la mayor parte de las veces no somos solamente lo que nosotros mostramos en nuestros perfiles en las redes sociales. También influyen muchísimo nuestros actos y opiniones y, sobre todo, la percepción que tienen los demás sobre nosotos.

Reput es una aplicación para iOSAndroid que pretende cambiar el modo en el que circulan las opiniones sobre las personas: nosotros perdemos el control de las mismas y son los demás los que se refieren a nosotros y nos 'califican' (aunque también se puede valorar las opiniones de otros). Se pasa, por tanto, de la visión parcial de los perfiles clásicos de las redes sociales a un grupo de opiniones independientes y en ningún caso anónimas.

Esta red social ha sido concebida por un equipo capitaneado por el español Jesús Carasa pero, curiosamente, su lanzamiento se ha producido solamente en Estados Unidos, Canadá y América Latina, con planes de expansión futuros en España y el resto de países de la Unión Europea.

Su funcionamiento es sencillo. Una vez instalada la aplicación y completado el proceso de registro aparecen todos los contactos de tu agenda, pudiendo elegir entre cualquiera de ellos para ver su perfil o 'Reput'.

Dentro del perfil hay dos apartados. El primero sirve para poder valorar de 0 a 10 tres aspectos (inteligencia, honestidad y simpatía), con una media ponderada de todas las valoraciones que ha recibido el usuario. El segundo es una especie de foro de discusión en el que todos los que tengan en común un contacto pueden debatir cualquier aspecto suyo, sin que haya ningún tipo de filtro o control de lo que se opina libremente.

Es tan sencillo como cuando bajan X e Y en el ascensor del trabajo y opinan sobre Z sin ninguna cortapisa. Lo bueno es que en Reput se puede votar la veracidad de lo que otros usuarios han compartido, ya que es una especie de “boca a boca 2.0”, un foro donde podemos contar el excelente trabajo que ha hecho fulanito o lo mal que se ha portado menganito.

Muchos méritos y reconocimientos de las personas normales se pierden por el camino y Reput quiere que puedan ser visibles de una manera más sencilla. Obviamente esto no es un canal cien por cien objetivo ya que no se comprueba la veracidad de las opiniones, pero todas tienen nombre y apellidos y son valorables por los demás

La compañía asegura que vela por la privacidad, ya que el acceso a las distintas reputaciones de los usuarios no es accesible fuera del grupo. También cuentan que los servidores de la aplicación no acceden ni a los datos de los usuarios, de los contactos de sus agendas ni tampoco al contenido de las opiniones vertidas desde los dispositivos móviles, ya que la información está encriptada en todo momento.

Las empresas cada vez vigilan más los perfiles en redes sociales de sus posibles candidatos y se tienen mucho en cuenta las opiniones que se vierten en esos perfiles. Además, hay pocos foros fiables donde poder destacar o reprobar aspectos personales de la gente de nuestros círculos de amigos, trabajo o estudios. Ya sabes, toca ponerse las pilas.