La suma de ARM al veto es aún más grave que la de Google

La suma de ARM al veto es aún más grave que la de Google

El veto de ARM a Huawei es tan grave como el de Google, ¿qué alternativa le queda a los chinos?

El barco de Huawei se hunde un poco más según van pasando las horas, el veto de ARM ayer por la tarde ha supuesto un varapalo tan importante como el de Google.

Oficinas de Huawei en Reino Unido
Oficinas de Huawei en Reino Unido | Huawei
Jorge Sanz Fernández
  Madrid | 23/05/2019

Cuando pensábamos que a Huawei no le podían ir peor las cosas, ARM ha terminado de hundir y disipar las pocas esperanzas que tenía la firma china para poder salir adelante por su propia cuenta. Todo es posible, y siempre puede haber un giro inesperado de la situación que revierta todos esos problemas, pero la realidad es que en este momento el futuro no puede ser más negro para Huawei, que no solo ha recibido el golpe demoledor de no poder contar con Google en su sistema operativo, sino que ahora ARM, la firma británica detrás de la arquitectura de sus procesadores, también le retira su apoyo.

¿Por qué es tan grave o más que el veto de Google?

El veto por parte de Google, que como sabéis no ha sido por iniciativa propia, sino porque así lo obliga la nueva lista negra del gobierno norteamericano, es muy grave, ya que no permite usar Android tal y como lo conocemos, porque no contaría con Google Play, ni los servicios de Google. Pero incluso este veto de Google, podría ser fácilmente reemplazable por Huawei, independientemente de los resultados que diera. Ayer mismo conocíamos que Huawei estaba prácticamente decidida a convertir la tienda de apps Android Aptodie, en su tienda de apps oficial. Además hemos conocido que durante el otoño podría estar listo su propio sistema operativo, 100% compatible con las apps de Android.

Procesador Kirin de Huawei | Huawei

Por lo tanto aunque con dificultades, Huawei podría reponerse del gran palo de Google de una manera u otra. Lo que no esperaba la china, que apelaba a la independencia de su hardware como gran baza frente a estos problemas, es que ARM, la empresa británica que está detrás de la mayoría de diseños de procesadores móviles en todo el mundo. Aunque Huawei fabrica sus propios procesadores, y tras el veto de Intel o Qualcomm podríamos pensar que se las podrían apañar solos, la realidad es que los diseños y la arquitectura ARM también está presente en los procesadores Kirin de Huawei. Por tanto, sin el apoyo de ARM; Huawei no puede fabricar sus propios procesadores, y no solo hablamos de móviles, sino también de portátiles, o lo que es peor, incluso equipos de para redes, donde Huawei es líder mundial. Por tanto, a la larga, Huawei podría crear su propia arquitectura para móviles, pero es algo que llevaría tanto tiempo que seguramente cuando estuviera listo la compañía ya se habría extinguido o menguado rápidamente su mercado. Por tanto, tachando de la lista a Intel, Qualcomm, y sus propios procesadores por el problema con ARM ¿qué alternativa queda a Huawei?

Los procesadores Kirin presumen de inteligencia artificial | Huawei

Una alternativa razonable serían los procesadores de MediaTek, que son taiwaneses y también se desarrollan en parte en China, pero el problema de estos procesadores es que con el paso de los años no han terminado de dar el rendimiento suficiente como para luchar de tú a tú frente los procesadores más potentes. Por esa razón solemos ver sus procesadores en móviles de gama media o baja, pero pocas veces en un tope de gama. Por tanto, ahí estaría el gran problema, qué hacer con la gama baja. En ese caso, la única alternativa de garantías sería recurrir a su competencia, Samsung, e integrar alguno de los procesadores de la marca coreana. El problema es que aunque Samsung no sea una empresa norteamericana, quizás las presiones del gobierno norteamericano, también hagan efecto, como en el caso de Reino Unido, y consigan que Samsung también se quede a un lado de toda esta polémica. Por tanto, sí, la retirada del apoyo de ARM es más grave aún que la de Google, porque sin ellos, tan siquiera habrá un móvil donde cargar el nuevo sistema operativo de los chinos, y los experimentos de otras arquitecturas, como x86 para móviles, en el pasado, ya se demostraron que fueron un completo fracaso. Así que alternativa como tal, solo le queda repetir procesadores el año que viene, ya que como en el caso de Google y los acuerdos existentes, Huawei podrá seguir fabricando los procesadores que ya ha lanzado, como el Kirin 980, por lo que esa decisión podría darles un año más de respiro, pero muy poco más.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.