PRESENTAN SUS DOS NUEVOS SMARTPHONES EN #MWC2015

PRESENTAN SUS DOS NUEVOS SMARTPHONES EN #MWC2015

Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge: por fin las pantallas curvas sirven para algo

Lo nuevo de Samsung tiene curvas y muy buena pinta. Ha sido un camino en el desierto de año y medio que parece llegar a su fin con dos terminales con un diseño que esta vez sí es rompedor y que podrían hacer que los coreanos por fin confirmen que aparte de saber vender teléfonos saben hacerlos.

Samsung Galaxy S6
El nuevo Samsung Galaxy S6 | Samsung

Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge son, en cierto modo, lo que deberían haber sido Galaxy Note 4 y Galaxy Note 4 Edge que presentó Samsung en la IFA. Sin menospreciar el phablet, que fue uno de los mejores terminales del año pasado, lo cierto es que el experimento-con-pantalla-curva-pero-no dejó bastante que desear. Sí, era curioso. No, no aportaba nada. Parecía que la tecnología terminaría en el olvido y llegan los coreanos y se empeñan en demostrar que tenían razón. Cabezones.

Pero tenían razón.

Puede ser pronto para decirlo, pero lo cierto es que la impresión general en Barcelona es que S6 Edge tiene muy buena pinta. Falta confirmar el precio (que rondará los 800 euros), pero cuando se pongan a la venta (el 10 de abril, en principio) podrían dar esa tan esperada vuelta de tuerca que necesitaba el sector. Son algo diferente y que puede triunfar por mucho más que por ello. El punto justo de exotismo. El novio raro al que puedes llevar a casa.

¿A qué se debe esto? Si volvemos a esa pareja que viene a cenar, la clave está en que es atractivo, pero no guapo. Y es que el atractivo no se pierde; la belleza desaparece con el tiempo. Los diamantes son para siempre, pero las flores marchitan. O algo así. El caso es que lo que logra el S6 Edge -llamar la atención y para bien- lo han conseguido muy pocos.

Lo mejor es que a la hora de la verdad parece que la curvatura de la pantalla servirá para algo. Se acabó eso de la tecnología por la tecnología: llega la tecnología al servicio del usuario. Aunque por el momento Samsung ha mostrado poco, todo tiene muy buena pinta. Cinco accesos directos a cinco contactos sin perder espacio en la pantalla de inicio (cada uno con su color), por ejemplo. Y la curvatura se aprovecha para que sea fácil reconocer sus llamadas y mensajes gracias a este código cromático.

Ojo, que esto no quiere decir que el Galaxy S6 sea malo, porque ni de lejos. El pobre ha pasado de ser el ojito derecho de Samsung a verse superado primero por los Note y ahora por su versión con curvas. Pero ahí está y con mucho que ofrecer. Aunque no tiene ese punto rebelde, ha cambiado y no deja de ser uno de los guapos del sector. Que se prepare Apple, porque nunca se había enfrentado a una competencia tan capaz de romper corazones.

Además, Samsung sigue empeñada en llevar la realidad virtual a los salones con Gear VR, así que era lógico que lanzase una nueva versión compatible con estos teléfonos (con ambos, en este caso). No hay nada nuevo más allá que la posibilidad de ser utilizado con los S6, ni falta que hace. Lo importante por el momento es que lleguen aplicaciones y servicios. La atención ya la consiguen las curvas.

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid | 01/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.