TecnoXplora » Móviles

NUEVAS VÍAS DE NEGOCIO

Los móviles no dan dinero, pero los coches sí

El último informe de Strategy Analytics es bastante poco alentador: fabricar teléfonos móviles no es un negocio tan boyante como parece.

Imagen no disponible

Atresmedia Imagen no disponible

Publicidad

Para Apple, desde luego sí. Ellos acaparan la inmensa mayoría de los beneficios del sector móvil.

Para el resto, la realidad está lejos: Huawei (que se ha afianzado en la segunda posición desbancando a Samsung y tardará en abandonarlo), Oppo y Vivo se reparten el escaso pastel restante de beneficios.

Con este panorama es buen momento para pensar en alternativas. Samsung, por ejemplo, va a tener una buena boya en la fabricación de baterías para coches eléctricos a través de su filial SDI, triste y recientemente famosa por el caso del Note 7.

En los próximos años este negocio crecerá de forma exponencial y permitirá que se diversifique el negocio (más todavía) y poder resistir mejor crisis como la del mencionado Note 7.

Qualcomm también apunta al coche. Si tiene que reducir márgenes de venta o sufrir la deceleración de las ventas de teléfonos inteligentes (que además tendrán cada vez un precio de venta medio menor), lo podrá compensar con la producción de chips para un elemento que hasta ahora estaba vetado para empresas de este tipo: el coche conectado. Y más concretamente (y algo más lejos en el tiempo), el coche autónomo.

La necesidad de que estos coches vayan conectados en carretera implica un chip con conexión 5G, más estable en velocidad y con escasísima latencia. Y ahí Qualcomm va a acabar encendiendo la calefacción con billetes de cincuenta.

Intel va a hacer algo parecido, los coches inteligentes y conectados va a ser su próximo balón de oxígeno tras el descenso continuado de ventas de ordenadores.

BlackBerry, impotente frente al avance imparable de iOS y Android, también lleva tiempo desarrollando su solución QNX para automóviles.

Apple lleva años con rumores en torno a su coche eléctrico, pero los más recientes apuntan a una solución puramente de software y conectividad.

Google directamente ha desarrollado prototipos de coches autónomos, y también tiene su solución de software. Donde no llegan los móviles, llegan los coches. El próximo gran negocio para la electrónica.

Publicidad