TecnoXplora » Móviles

LO QUE ODIAS DE TU SAMSUNG

Hacia un Android 'puro': ¿empiezan a morir las odiosas personalizaciones de los fabricantes?

Si te sacan de quicio esas apps instaladas en tu móvil y que no puedes borrar, tranquilo: lo mismo pronto desaparecen del todo.

Nexus 5

Agencias Nexus 5

Publicidad

Tengo que hacer una confesión personalísima: solo compro móviles Nexus de Google y jamás me he planteado cambiar de opinión por la razón más sencilla y aparente de todas, que no todo el mundo comparte: su Android es el auténtico. El llamado ‘Android Stock’ es la característica más importante de los Nexus y un motivo de su triunfo, al margen de su precio más o menos reducido, porque no te meten apps que no necesitas en tu teléfono.

Bueno, vale, quizá Google no debería introducir Play Music o Play Books en sus teléfonos con tanta alegría, pero al menos no es algo tan extremo como lo que hacen Samsung, HTC y otras grandes de la telefonía, que directamente cambian los iconos, los lanzadores de apps y meten su propio software de por medio, casi siempre con resultados nefastos para el usuario final. En EEUU es casi peor, pues las compañías de telecomunicaciones te obligan a usar ciertas apps para consultar tu tarifa y cosas así.

Sin embargo, parece que muchas de estas grandes empresas se están arrepintiendo y están dejando de personalizar Android para apostar por una versión menos adulterada, más bonita y más unificada, lo que muchos usuarios agradecerán porque hace que el sistema operativo recuerde un poco más a lo que hace Apple con iOS y porque su móvil no estará plagado de cosas que no le sirven de verdad.

En serio, que Samsung tenga una app de Google y una propia para hacer lo mismo es un poquito ridículo: o una cosa o la otra (y mejor lo primero que lo segundo).

HomeScreen de Android

Motorola fue la empresa que primero apostó por dejar Android tal cual lo ha diseñado Google, en parte porque se ahorran dinero al no invertir tanto en software y en parte porque Google adquirió la empresa y seguro que ‘sugirió’ esto antes de volver a venderla. Los Moto G y Moto X han disfrutado de mucha popularidad por su precio reducido, pero llevar un Android casi inalterado también ha gustado muchísimo a sus usuarios.

Recientemente, HTC parece ser la compañía que ha visto la luz con este tema, y por eso su HTC 10 apenas lleva apps propias y la interfaz Sense que siempre ha caracterizado a sus móviles se ha integrado de forma más natural con la apariencia por defecto de Google. Es más, los pocos cambios que parecen haber hecho han sido en los nichos donde Android está más flojo, como la app por defecto de la cámara.

La filosofía de la compañía ha sido, simplemente, escuchar las quejas de los compradores: no tener apps repetidas si Google y Android ya te ponen una que funciona a las mil maravillas. La galería del HTC 10 es la del Android puro, y eso es fenomenal.

Sin embargo, aunque todo esto pueda parecer una apuesta por la sencillez y por garantizar a los usuarios una mejor experiencia, lo cual se vende muy bien con marketing, de fondo servidor ve una sutil apuesta por eliminar la fractura de versiones que plaga Android.

Si muchos móviles de hoy no se actualizan jamás a las nuevas versiones de Android, al margen de lo modernos que estos sean, es porque alterar el sistema operativo para adaptar las apps y las ideas de cada compañía lleva mucho tiempo y muchos quebraderos de cabeza de seguridad. Si reducimos estas apps a un mínimo, lo mismo también se consigue reducir el tiempo medio de actualización de un teléfono con un año de vida a la siguiente versión de Android.

Reducir un problema a la gran empresa a la vez que el usuario está más contento sí es una ventaja de verdad.

Publicidad