TecnoXplora » Internet

UN VISTAZO A LA TECNICAL PREVIEW

Lo que era viejo ahora es nuevo en Windows 10

Para bien o para mal, todos tenemos que usar Windows, ¿así que por qué no hacerlo una experiencia que guste a los usuarios nuevos y a los de siempre? Windows 10 es una mezcla rara pero que funciona.

Logotipo de Windows 10

Microsoft Logotipo de Windows 10

Publicidad

Vaya risas cuando Microsoft dijo que se saltaba Windows 9 para llamar a su próxima versión del sistema operativo Windows 10. El porqué tiene bastante sentido, ojo: muchos programas tienen en su programación referencias a ‘Windows 9’ para referirse a Windows 95 y 98, y esto podría ser un problemón. Así que esta solución es tan sencilla como inteligente.

Pero centrémonos en el futuro de Windows, en la Technical Preview de Windows 10 que está disponible para todo valiente dispuesto a arriesgar sus archivos. Como nosotros.

Estoy hablando del futuro de Windows, pero parece que Microsoft está mirando más hacia atrás que hacia delante con Windows 10. Con esto me refiero principalmente al regreso del menú de inicio, que lo hace por todo lo alto y devolviendo a Windows esa manera de organizar los últimos programas y ciertos accesos importantes del ordenador, como el panel de control, que tenía Windows 7, quizá la última versión bien recibida del SO.

Para que no sea exactamente igual, Microsoft lo ha mezclado con la estética de Windows 8, y el resultado es muy bueno. Se puede redimensionar, se pueden mover apps e iconos por igual y es mucho más útil en un ordenador de escritorio que el sistema de Windows 8.

Windows 10

Esto no significa que se abandone el barco de las apps a pantalla completa y con diseño diferente. De hecho, está potenciando más el uso de apps que no son programas de toda la vida al permitir redimensionarlos a nuestro gusto. Imaginad una app de Android: en el móvil se ve adaptada para este, pero en tablet, los menús se desarrollan y amplían y aparece más información en pantalla.

Esto ocurre en Windows 10 con, por ejemplo, la app de Facebook: puedes ponerla pegada a un lateral de forma reducida, como se vería en el móvil, pero también expandirla a tres o cuatro tamaños diferentes para verla como te plazca. Un solución ingeniosa, aunque primero hay que ver si todo el mundo apuesta por hacer algo similar, que lo dudo. De momento, las apps de correo y calendario demuestran bien los beneficios de esta idea.

Windows 10

Windows 10 también tiene una versión más completa de esto para los programas de toda la vida: una mejor gestión de las ventanas con la famosa combinación de ALT+TAB y el uso de varios escritorios. Apple ya implantó esto último con en Mavericks y Linux lleva años haciéndolo. Que llegue a Windows y podamos, qué sé yo, usar el navegador en un escritorio y pasar a otro donde está Photoshop a pantalla completa, pues oye, ayuda a no distraerse tanto con Twitter.

Por debajo de estos aspectos tan visibles, hay un montón de retoques que nos importan menos y que son muy técnicos: una nueva búsqueda más integral que también usa Bing para rastrear internet, una interfaz aún más limpia y sin bordes, un mejor uso de la RAM, la implantación de DirectX 12 que debería beneficiar a los videojuegos…

Windows 10

Pero centrémonos en lo importante: Windows 10 convierte las fastidiosas apps a pantalla completa de Windows 8 en algo mucho más manejable, reorganiza el menú de Inicio de forma más accesible para un ordenador de escritorio y cuenta con nuevas opciones, más fluidas, de gestionar la multitarea ¿Qué más se le puede pedir?

Parece que Microsoft está acertando con esta actualización de sus ideas, esperemos que no ocurra como con Vista y pida demasiada potencia de los ordenadores, que en este sentido, Windows 8.1 es insuperable y va fenomenal en ordenadores con unos añitos a sus espaldas.

Yo, de momento, me quedo con el tema de poder redimensionar apps con el famoso diseño Metro. Ojalá Windows 11 abandone por fin las ventanitas de toda la vida y haga un rediseño estético completo de Windows, que ya va siendo hora.

Publicidad