TecnoXplora » Internet

Internet

Europa acusa a Amazon de competencia desleal por el uso de datos de sus competidores

Le acusan de aprovecharse de los datos que recopila de terceros vendedores de su plataforma

Amazon y Europa

Prensa Unión europea Amazon y Europa

Publicidad

Es conocida la posición de la Comisión Europea frente a las empresas que utilizan sus posiciones privilegiadas para luchar contra sus competidores de forma desigual. Ya hemos visto casos muy sonados, como el de Google, que ha sido multada ya por utilizar su posición de privilegio en el mercado para imponer sus apps y desarrollos sin dar opción a su competencia. Las autoridades de Bruselas se toman muy en serio las actuaciones antimonopolio y ahora parece que estas podrían dirigirse a otro de los gigantes de la red, como es Amazon, la principal tienda online del planeta, que se ha convertido en un gigante que aglutina también a otros muchos comercios.

Uso indebido de datos de otras empresas

Ha sido la comisaria europea de Competencia de la Comisión europea, Margrethe Vestager, quien ha anunciado que se ha enviado una carta a Amazon avisando a la tienda de Jeff Bezos de que existen sospechas de que está utilizando su posición de dominio en el mercado para vender de forma desleal frente a sus competidores. Ha anunciado que investiga a Amazon por distorsionar el mercado de comercio online, utilizando información privilegiada de sus propios competidores para mantener una posición predominante en el mercado. La investigación se centra sobre todo en las actividades de Amazon en Alemania y Francia, que son los países donde la tienda tiene más actividad.

Prime Day de Amazon | Prensa de Amazon

La comisaria lo ha explicado así “Debemos asegurarnos de que las plataformas con doble rol en el mercado, como Amazon, no distorsionen la competencia. Los datos sobre la actividad de terceros vendedores no deben utilizarse en beneficio de Amazon cuando actúa como competidor de estos mismos vendedores”. Parece ser que el problema radica no en el modelo de negocio de Amazon, en el que no solo se venden productos a través de Amazon, sino también a través de terceros vendedores que utilizan la plataforma para poder llegar a un mayor público y aumentar sus ventas pagando una comisión a Amazon.

Este no es el problema, ya que es un modelo que han adoptado otros muchos grandes comercios online. El problema radicaría en el uso que hace Amazon de los datos que recopila sobre la actividad de ventas de esos vendedores que utilizan su tienda. El acceso a esta información privilegiada permitiría a Amazon conocer mejor las tendencias del mercado e identificar de una manera más certera los productos que buscan sus clientes, contando así con una información a la que no tienen acceso todos estos comercios que hacen negocios a través de Amazon. Esta es la principal razón por la que se estaría investigando a Amazon, unas prácticas que se pueden tildar de monopolistas.

Para la comisaria de competencia no hay preocupación por las grandes ventas de Amazon, sino porque sus prácticas podrían acabar con su competencia en el futuro. Es evidente que si Amazon tiene acceso a una información de sus socios que no es accesible de forma recíproca, puede existir el riesgo de que el gigante online de Bezos termine por acabar con esos terceros vendedores que confían en que la plataforma no los utilizará en su beneficio propio más allá de la comisión que pueden cobrar por ello. Por su parte Amazon en un comunicado ha mostrado su desacuerdo con la investigación y ha recordado que su negocio solo representa el 1% dentro del sector minorista en todo el mundo.

Publicidad