Google y Samsung han llegado a un acuerdo para compartir sus patentes durante diez años. Según han informado en un comunicado, la unión contempla la utilización conjunta de las innovaciones en un abanico muy amplio de tecnologías y áreas de negocio y profundiza en la investigación y desarrollo de productos.

Esta unión por una década sitúa a ambas compañías en una situación ventajosa frente a Apple y envía un mensaje a esta y otras compañías del sector tecnológico: la unión hace la fuerza, pues así se evitan muchos conflictos y se puede dedicar más tiempo a lo que de verdad importa, la innovación.

“Trabajando juntas en acuerdos como estos, las compañías pueden reducir los litigios y enfocarse en la innovación”, afirma en el comunicado un portavoz de Google.

Por otra parte, el responsable del Centro de Propiedad Intelectual de Samsung, Seungho Ahn, refrenda estas palabras expresando que, con este acuerdo, “estamos mostrando al resto de la industria que hay más que ganar cooperando que enfrentándose en innecesarias disputas de patentes.”

Como recuerda GigaOM, la unión entre las dos compañías llega dos años después de que la empresa surcoreana firmara un acuerdo con Microsoft. Esto se consideró un duro golpe contra la empresa del buscador, que ahora reafirma su alianza con Samsung, principal baluarte de su sistema operativo Android, de cara al futuro.