TecnoXplora » Internet » Empresas

ABRIRÁ EN PARÍS A FINALES DE 2016

Así será mayor incubadora de startups del mundo (al menos, por el tamaño)

Un enorme edificio de antiguo uso ferroviario se convertirá en el hogar de un millar de startups.


 

Mil startups para promover el emprendimiento en París

Willmotte&Associès SA Mil startups para promover el emprendimiento en París

Publicidad

¿Qué hacer si tienes 33.000 metros cuadrados desocupados en un barrio próximo a la periferia parisina tienes dos opciones? Si estuviéramos en España quizá el terreno se recalificaría para construir viviendas o algún complejo comercial, pero la Rive Gauche de la ciudad de la luz cuenta con un barrio emergente, cerca de la Gare d'Austerlitz, en el que se encuentran dos universidades prestigiosas, algunos viveros de pequeñas empresas tecnológicas y varios espacios para la investigación y la innovación.

El proyecto Halle Freyssinet pretende ser la guinda del pastel para una ciudad en la que los alquileres tienen precios desorbitados, incluso para jóvenes emprendedores que necesitan un espacio pequeño y una conexión a internet para comenzar a desarrollar sus ideas.

Aunque todo el proyecto está en maquetas y animaciones los trabajos ya han comenzado, auspiciados por las autoridades municipales. El mastodóntico espacio cuenta con la inversión de una entidad bancaria y de Xavier Niel, empresario y hombre de negocios, fundador del tercer operador móvil galo y con un patrimonio de diez mil millones de dólares.

El edificio contará principalmente con oficinas, aunque de momento es temprano para hablar de la adjudicación de los espacios (ni el cuándo ni el cómo). Está confirmado que en una primera instancia “sólo”se admitirán a 150 empresas, para ir ampliando de cincuenta en cincuenta cada mes.

Los jóvenes empresarios también contarán con espacios de ‘coworking’, un laboratorio con impresoras 3D para diseñar maquetas y prototipos, un salón de actos gigante, salas de reuniones de entre tres y seis personas, servicios administrativos (banca y correos), un gran restaurante que estará abierto las 24 horas del día y un jardín en la terraza.

En los diferentes ‘arrondissements’ de París llevan unos años proliferando este tipo de espacios para dar cabida a empresas de todo tipo que estén empezando. Pero este proyecto puede ser la guinda del pastel, una apuesta en innovación tan necesaria en un país con una economía con claros síntomas de estancamiento.

De un paragüas de hormigón a una cubierta de cristal

El edificio es un monumento histórico de hormigón armado realizado en 1927, con una estructura con tres naves que ante los ojos parece de una gran ligereza. Estaba conectado por línea ferroviaria a la estación ferroviaria cercana y servía para albergar y cambiar vagones de tren.

En la parte superior se mantendrá alguna reminiscencia a estos últimos. Si la locomotora fue fundamental en la Revolución Industrial, las nuevas tecnologías pueden ser las que ofrezcan una salida a una economía europea que va bastante al ralentí.

El espacio mide 310 metros de largo y 58 de ancho y en su transformación la cubierta y las ventanas de cristal dominarán el edificio de tres plantas, que mantendrá el espacio central como un gran espacio público, con lugares para mantener charlas informales con inversores, consultores o entidades financieras.

Aunque haya que esperar a finales de 2016 (en principio) ya podemos decir eso de “siempre nos quedará París”... que nos pilla más cerca que Silicon Valley.

Publicidad