Las notificaciones son como el pan nuestro de cada día, están presentes en todos los dispositivos que utilizamos, pero sobre todo en nuestros móviles y ordenadores. Cuando navegamos en la web, también es un momento clave para recibir multitud de notificaciones por parte del sistema. Y en esta ocasión nos hacemos eco de una decisión que ha anunciado Google y que nos librará de muchas de estas notificaciones en el futuro cuando naveguemos en Internet. Porque la firma de Mountain View se ha marcado como objetivo poder acabar con ellas o al menos reducirlas al mínimo cuando navegamos, algo que será accesible fácilmente mientras navegamos.

La intención es evitar el abuso de las notificaciones

Cuando navegamos en la web recibimos muchas notificaciones de todo tipo, y la idea de Google no es acabar con todas, pero sí evitar que se haga un uso abusivo de ellas como está ocurriendo en algunas páginas web. Si os habéis dado cuenta, tanto si navegamos desde el móvil como desde el PC, es bastante difícil no ser víctima de una lluvia de notificaciones en nuestros dispositivos por parte de distintas apps. Lo malo de estas notificaciones es que muchas veces se utilizan con fines maliciosos, intentando engañar a los usuarios para que “piquen” y terminen entrando en determinados lugares que de otra manera no habían visitado, siempre con reclamos falsos.

Pues bien, Google quiere limitar al mínimo ese tipo de notificaciones por parte del navegador web Chrome. Los de Mountain View han dividido este tipo de notificaciones en dos grandes categorías, como son los de "problemas de solicitud de permiso" y "problemas de notificación". Hay muchas webs que están “obligando” a los usuarios a aceptar sus notificaciones para poder acceder a sus contenidos, algo que nunca deberá estar permitido. Y esos son precisamente los tipos de notificaciones que Google quiere evitar en Chrome.

También vemos notificaciones que simulan a las del propio sistema operativo de nuestro móvil u ordenador, siempre con la intención de acceder a esos contenidos pensando que se trata de una tarea esencial para el terminal, y que finalmente nos termina metiendo de lleno en la descarga de un malware o algo similar. La idea de Google es que a partir de Chrome 84, que se lanzará de manera estable el próximo 14 de julio de 2020, se puedan limitar este tipo de notificaciones de propósitos maliciosos.

La idea de Google es la de silenciar automáticamente las notificaciones de una serie de sitios web que se sabe que abusan de ellas. Por esa razón cuando entres en una de estas webs se bloquearán automáticamente las notificaciones, de tal manera que solo nosotros seremos los que de manera expresa permitamos recibir de nuevo estas. Habrá que pulsar sobre el icono de la campana para dar ese acceso por defecto a la web a la hora de notificarnos. Google sabe que estas limitaciones afectarán a un pequeño número de webs, pero de las que se sabe que son especialmente dadas a abusar de ellas. En el caso de que una web se vea afectada por este “veto” de Google a sus notificaciones, solo debe seguir las recomendaciones de la firma norteamericana para poder volver a contar con ellas, siempre reduciendo su número y naturaleza.