TecnoXplora » Gadgets

ZOWI, EL ROBOT QUE ENSEÑA A PROGRAMAR A LOS NIÑOS

¿Puede un robot convertir a tu hijo en el próximo Mark Zuckerberg?

¿Todavía no sabes que regalar (a tus hijos, sobrinos, nietos) estas Navidades? Vale que La patrulla canina lo está petando estas fiestas, pero quizás quieres algo un poco más sesudo para los pequeños de la casa.

Robot Zowi

Bq Robot Zowi

Publicidad

A nosotros nos ha encantado el pequeño robot Zowi, que además lleva sello español de la firma Bq. El objetivo de Zowi es “enseñar a los niños que la tecnología puede ser transparente, cercana y divertida. Es un juguete, pero también un ecosistema educativo con un recorrido didáctico”. Y la verdad, es muy mono. Tiene forma cuadrada y nos ha encandilado con sus ojitos redondos y su boquita de led.

Zowi puede caminar, bailar, evitar obstáculos, emitir sonidos y hacer gestos con la boca. Todo ello se puede controlar desde la app que antes debes descargarte y que es gratuita.

Uno de los aspectos más curiosos de este pequeño robot es que, en cierta medida, es capaz de interactuar con lo que le rodea. Por ejemplo, los ojos de Zowi son, en realidad, sensores de ultrasonido.

Pon objetos o la mano a la altura de sus ojos y los esquivará para no chocarse. Además, responde a toques en la cabeza y sonidos cercanos y lleva incorporado un micrófono con el que escucha lo que pasa a su alrededor. Si le das toquecitos o palmadas junto a su cabeza reaccionará como si fuera una persona.

Desde Bq quieren que Zowi sea un robot para futuros programadores y la verdad es que no andan desencaminados ya que tiene una placa reprogramable para que los más pequeños le puedan enseñar a hacer cosas nuevas.

A través de Bitbloq, una herramienta de programación por bloques, se pueden crear nuevas sintonías o programarlo para que reaccione ante sonidos. También se puede desmontar para ver cómo es por dentro y añadirle nuevos sensores para programarlos con Bitbloq.

Por cada carga, Zowi tiene una autonomía de ocho horas de juego, que no está nada mal y 80 en reposo. Sus dimensiones no son muy grandes, por lo que no te resultará aparatoso, apenas 15 centímetro de alto y ni medio kilo de peso.

¿Puede, entonces, este robot enseñar a tu hijo a ser el próximo Mark Zuckerberg?

Publicidad